Guía de viaje a Tailandia con niños: cultura, naturaleza y diversión

Hacer un viaje a Tailandia en familia reúne todos los ingredientes para que la experiencia sea inolvidable. Los lugares de interés, las atracciones turísticas y todas las actividades que se pueden realizar en el país de la sonrisa hacen que este sea uno de los mejores destinos del Sudeste Asiático al que viajar. 

 

Tailandia, con una extensión de más de 500.000 kilómetros cuadrados, ofrece infinidad de opciones para disfrutar en familia y conocer una nueva cultura. Por ello, a continuación destacamos algunos de los mejores lugares que visitar y las actividades que realizar durante un viaje a Tailandia con niños

 

Bangkok

 

Bangkok, la capital de Tailandia, fundada en 1782, es la puerta de entrada al país y en esta ciudad hay cientos de atractivos turísticos que visitar. Sin lugar a dudas, los que más destacan son los templos y sus impresionantes figuras de Buda, como por ejemplo, Wat Traimit y su Buda de oro macizo de 5 metros y 5 toneladas, el más grande e importante del mundo; Wat Pho, el templo más grande de Bangkok y su Buda reclinado de 46 metros que fascinará a los más pequeños, o el Templo del Buda de Esmeralda, situado en el complejo del Gran Palacio y donde observar el Buda de jade, que impacta por su intenso color verde. 

Viajar a Bangkok con niños

Otro de los planes que no puede faltar al visitar Bangkok en un viaje a Tailandia con niños es dar un paseo en una de las clásicas lanchas alargadas por los canales de Thonburi. Estas excursiones son ideales para conocer la “Venecia de Oriente”, los mercados flotantes y el modo de vida de los tailandeses que viven en las orillas de estos canales. Por otro lado, dar un paseo en barco por el río Chao Phraya, el más largo e importante del país y que atraviesa la ciudad, también puede ser una idea genial para unas vacaciones en Tailandia en familia. 

Pasear en lancha en canales de Thonburi

Durante una estancia en Bangkok, visitar la ciudad de Ayutthaya es fundamental. Se trata de la antigua capital del país fundada en 1350 y destruida por la invasión birmana en 1767. Hoy en día, este complejo de templos y palacios en ruinas es toda una muestra de la importancia que Ayutthaya tuvo como centro político y comercial en Tailandia, así como de su cultura y su historia. De hecho, fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1991, por lo que es una de las excursiones más bonitas que hacer a tan solo una hora de Bangkok. 

Visitar Ayutthaya en Tailandia

Otra actividad que no puede faltar durante un viaje a Tailandia es degustar su gastronomía, siendo una de las mejor valoradas de todo el Sudeste Asiático. Precisamente, comer o cenar en algún puesto de street food en Bangkok es muy común. Hay puestos callejeros por toda la ciudad, destacando Chinatown, donde hay infinidad de opciones para probar los platos típicos, o el mercado Banglamphu, seguramente uno de los mejores lugares donde degustar el famoso Pad Thai.

Bangkok comer en los street foods

Viaje a Tailandia con niños: estancias en Chiang Mai

 

Al norte de Tailandia se sitúa Chiang Mai, la capital y la ciudad más grande de esta zona que se caracteriza por ser mucho más tranquila que la bulliciosa Bangkok. Una estancia en Chiang Mai es la ocasión ideal para que tanto adultos como niños puedan disfrutar de sus templos y sus mercados. 

 

En este sentido, algunos de los templos más destacados de Chiang Mai son, por ejemplo, Wat Doi Suthep, cuyo nombre proviene de la montaña en la que se encuentra, a unos 1.000 metros de altitud y que ofrece unas impresionantes vistas; Wat Phra Singh, uno de los más bonitos y visitados de la región que data de 1345, también conocido como el Buda de León; Wat Chedi Luang, situado en un recinto sagrado con otros atractivos turísticos que merece la pena visitar, o Wat Suan Dok, el impresionante templo blanco y su estupa dorada.  

Templo Doi Suthep en Tailandia

Por otro lado, Chiang Mai es el lugar en el se puede realizar una de las actividades favoritas de los niños en un viaje a Tailandia: visitar un centro de rescate de elefantes. Aquí, los pequeños disfrutarán al máximo dando un paseo a lomos de este majestuoso animal y bañándose junto a ellos en una piscina natural. Sin duda, será una de las experiencias más especiales de todo el viaje. 

Chiang Mai Elefantes

Visitar alguno de los mejores mercados nocturnos de Chiang Mai es otra alternativa en este lugar, donde disfrutar de su animado ambiente y realizar algunas compras. El Bazar Nocturno, entre otros, es una de las mejores visitas, donde además de comprar todo tipo de productos, también hay muchísimos puestos de comida callejera. A la hora de visitar estos mercados, es importante tener en cuenta que la negociación y el regateo están a la orden del día para hacerse con los mejores precios.   

Chiang Mai Mercado Noc

Phuket, una idea genial en un viaje a Tailandia

 

Realizar un viaje a Tailandia con Phuket es una idea fantástica para quienes vienen en familia. Esta provincia meridional destaca sobre todo por sus playas y exóticos paisajes y, por eso, puede ser la mejor opción para terminar el viaje con el mejor sabor de boca.

 

Algunas de las playas más recomendables de la isla de Phuket son, por ejemplo, Patong, llena de restaurantes, bares, hoteles y ocio nocturno, aunque también es una de las más concurridas; Karon Beach, también muy popular aunque algo menos frecuentada que Patong y perfecta para las familias; Kamala Beach, una de las más bonitas con aguas cristalinas, o Rawai Beach, ideal para realizar actividades con niños como snorkel, por ejemplo.

Pero, además, en Phuket también hay otras opciones más allá del sol y la playa. Uno de los planes que no puede faltar es la visita al Templo Wat Chalong, el complejo budista más grande de toda la zona, cuya atracción principal es la pagoda de 60 metros. Por su parte, las excursiones a las islas Phi Phi, donde observar paisajes impresionantes, o a la Bahía de Phang Nga, famosa por sus formaciones rocosas verticales y por ser el escenario de la película ‘El hombre de la pistola de Oro’ de la saga de James Bond, son de lo más recomendables.

Playa de james Bond Tailandia

Koh Samui

 

Por último, a la hora de escoger entre alguno de los viajes organizados a Tailandia con niños, visitar Koh Samui es también una buena opción, ya que, al igual que Phuket, es una zona de playa donde podrás terminar el viaje de la mejor manera. Por su parte, Koh Samui es la segunda isla más grande del país y se sitúa en el golfo de Tailandia. 

Visitar Koh Samui en Tailandia

En Koh Samui hay varias opciones para las familias, destacando principalmente el relax y el ocio en sus playas más conocidas: Nathon, Laem Yai, Mae Nam, Chanweng, Bang Rak o Bophut, son solo algunas ideas para disfrutar del sol. 

 

No obstante, en Koh Samui existen varios atractivos de gran interés para los turistas. Por ejemplo, visitar sus islas vecinas -Koh Tao, perfecta para hacer snorkel de forma segura, y Koh Nang Yuan, donde encontrar playas de arena blanca, así como un mirador que ofrece unas espectaculares vistas de toda la zona-; contemplar las Rocas del Abuelo y la Abuela con sus peculiares formas; hacer una ruta y bañarse bajo la cascada Na Muang, o acercarse a conocer al monje momificado dentro del templo Wat Khunaram, son solo algunas ideas para sacar el máximo partido a la estancia en Koh Samui. 

Disfrutar de Koh Samui en Tailandia

En definitiva, hacer un viaje a Tailandia con niños es una de las mejores opciones debido a la infinidad de alternativas que se pueden encontrar en el país. Ponte en contacto con nosotros para organizar ya tu próxima escapada en familia a este fascinante destino asiático. 

Otros artículos que te pueden interesar