Ayutthaya: las ruinas históricas de Tailandia

La ciudad de Ayutthaya – sobre todo las ruinas que se sitúan junto a la localidad «moderna» – es una de las joyas que Tailandia ofrece al mundo, como testimonio de su grandeza, la importancia de su historia cultural y espiritual y su protagonismo como centro político y comercial durante siglos en el país.

Filtros P

La ciudad de Ayutthaya – sobre todo las ruinas que se sitúan junto a la localidad «moderna» – es una de las joyas que Tailandia ofrece al mundo, como testimonio de su grandeza, la importancia de su historia cultural y espiritual y su protagonismo como centro político y comercial durante siglos en el país. De hecho fue merecedora del título de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco en el año 1991.

Las ruinas de la antigua ciudad de Ayutthaya están enclavadas entre los ríos Chao Phraya, Lop Buri y Pa Sak. Este conjunto de restos arqueológicos de templos y palacetes ocupa una superficie de 15 kilómetros cuadrados y en su día albergó la capital del reino de Siam – O Reino de Ayutthaya – desde su fundación en el año 1350. Aquí gobernaron unos 35 reyes durante dos siglos de auténtico esplendor. En su momento álgido como capital comercial, dada su localización privilegiada para el comercio fluvial, llegó a tener un millón de habitantes y acogió embajadas de muchos países de Asia y Europa con quien establecieron relaciones comerciales. Especialmente con los franceses, con quienes la familia real siempre tuvo una relación especial.

En 1767 Ayutthaya fue invadida por los birmanos, que saquearon y destruyeron la ciudad, convirtiéndola en las ruinas que hoy en día pueden admirarse con un gusto agridulce. Además de la importancia comercial y política de la antigua capital, puede percibirse el peso que para el desarrollo espiritual de sus habitantes tuvo Ayutthaya, sobre todo por la gran cantidad de templos que se erigieron. Aunque es recomendable visitar el mayor número posible de ellos, uno de los mejor conservados y de los que mantienen mejor en pie todos sus vestigios es Wat Yai Chaya Mongkol – o Templo de la Victoria Afortunada –.

El Wat Yai Chaya Mongkol, dado su relativo buen estado de conservación, es uno de los lugares más visitados del yacimiento. En el exterior abundan las esculturas de buda adornadas con telas amarillas y una escultura de un gran buda reclinado flanqueando la entrada principal. No dejes de considerar para tu viaje a Ayutthaya la visita a los templos de Wat Phra Sri Sanphet, Wat Chaiwatthanaram – o Templos del Largo Reinado – , uno de los templos más visitados del complejo, Wat Mahatat o el Viharn Phra Mongkol Bopith, también llamado el Gran Palacio de Ayutthaya.

Sin olvidar Wat Ratchaburana, el mejor exponente de la época y de la influencia de esta cultura Khmer en el Reino de Ayutthaya. Destacan las 2 grandes torres que todavía se mantienen y que formaban parte junto con otras 2 más de los 4 Prang propios de la arquitectura Khmer y que simbolizan el universo.

Situado al este de la isla fuera del yacimiento principal, Wat Phanan Choeng es famoso y muy popular en el país por albergar la estatua de Buda más alta del país, una figura de casi 20 metros.
Otro de los famosos buda reclinados de Ayutthaya es el Buda Reclinado de Lokayasutharam, en este caso construido en cemento y muy popular entre los habitantes de la ciudad.
Nuestros viajes a Ayutthaya
Últimos artículos publicados en nuestro Blog