Buda reclinado

La estatua del Buda reclinado es una de las mayores representaciones del budismo, situado en el templo de Wat Pho -junto al Palacio Real de Bangkok- con una largura de 46 metros y una altura de 15 metros.

Filtros P

La estatua del Buda reclinado es una de las mayores representaciones del budismo, situado en el templo de Wat Pho -junto al Palacio Real de Bangkok- con una largura de 46 metros y una altura de 15 metros. Es precisamente el Buda reclinado de oro de Wat Pho el principal motivo de visita al templo.

No obstante, existen otras estatuas de Buda reclinado por toda Asia, como por ejemplo el Buda reclinado de Yangon, Birmania, famoso por ser uno de los más grandes de todo el mundo con 70 metros de largo.

Sin duda, la visita al templo y al Buda reclinado de Bangkok no pueden faltar durante un viaje a Tailandia. Además de ser impresionantes, son una de las mayores representaciones del budismo de todo el país, teniendo en cuenta los 108 símbolos que pueden verse en el Buda reclinado. Asimismo, otro de los aspectos que más llama la atención de la sala en la que se encuentra la estatua son las 108 vasijas en las que los turistas deben depositar sus limosnas, ya que esta es la forma que los monjes tienen de mantener el templo.

Por otro lado, en el propio templo de Wat Pho se encuentra la escuela de Masaje y de Medicina Tradicional, considerada la más importante de toda Tailandia. Aquí precisamente, los turistas pueden disfrutar de un relajante masaje durante su visita al Buda reclinado de Wat Pho.
Nuestros viajes a Templo Buda Reclinado

Visita al templo del Buda reclinado



Para poder aprovechar al máximo la excursión al Buda reclinado de Wat Pho, hay algunos consejos a tener en cuenta. Por ejemplo, el mejor momento del día para visitarlo es a primera hora, que es cuando menos turistas hay. Asimismo, se recomienda hacer la excursión durante una jornada completa, ya que, además de visitar el entorno de Wat Pho, se encuentra muy próximo al Gran Palacio, perfecto para visitar ambos lugares en un mismo día.

La vestimenta es otro de los aspectos más importantes a la hora de realizar la visita a este templo, ya que se trata de un lugar sagrado que se debe respetar. Acudir a Wat Pho con los hombros y las rodillas cubiertas o descalzarse en las zonas que así sea indicado, son solo algunas reglas a tener en cuenta.

Recuerda que visitar el Buda reclinado es uno de los imprescindibles durante un viaje a Tailandia que no te dejará indiferente. Puedes ponerte en contacto con nosotros para más información y para organizar la excursión al templo de Wat Pho y sus alrededores durante tu estancia.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog