Kyoto, Japón en su máxima expresión

Explicar la apasionante historia de Japón requeriría millones de páginas.

Filtros P

Explicar la apasionante historia de Japón requeriría millones de páginas. Y aún así, probablemente nos quedaríamos cortos, dada la riqueza, las múltiples capas y los infinitos matices del país del sol naciente. Si existe un lugar donde se ha decantado gran parte de esa tradición y de esa historia, sin duda ese lugar es la ciudad de Kyoto.

Fue la ciudad capital del imperio durante una nada despreciable temporada que abarcó mil años. Esto provocó que fuera el auténtico epicentro de la cultura, el arte, la economía y la religión del país. En este epicentro palpitante –que anteriormente se denominaba Edo– brilló con fuerza el shogunato Tokugawa, una de las épocas históricas recientes más gloriosas para Japón. Kyoto fue, según lo consideraban todos los japoneses entonces, el centro del mundo. En Kyoto se dieron cita lo más granado de la sociedad nipona y también comerciantes, profesionales y habitantes de todas las demás partes del mundo, que querían conocer un imperio que se despertaba mirando en dirección a Occidente.

Este espíritu de mezcla, de diversidad y tradiciones diferentes entrelazadas a lo largo de los años, aún pervive en el Kyoto actual. Lo convierten en una ciudad moderna y próspera, pero que mantiene prácticamente intactas la autenticidad e identidad que se encuentra en pocos lugares de Japón. El hecho de que fuera la única ciudad que no sufriera los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial ha servido de mucha ayuda. Y, sin duda, hace que cualquier viaje a Japón deba detenerse en Kyoto para disfrutar de sus diversas maravillas.
Nuestros viajes a Kioto
¿Qué tipo de viaje a Kioto estás buscando?

¿Qué ver en Kyoto?



La estructura de Kyoto es circular, por lo que la ciudad resulta muy cómoda de explorar, y perderse es prácticamente imposible. En cualquier paseo por la antigua capital imperial podemos encontrarnos con auténticos tesoros que merece la pena ver con calma.

Palacio imperial de Kioto

Aunque fue construido en en el año 794, la construcción que hoy podemos admirar data del año 1855. Destaca por su simplicidad, muy acorde con la filosofía minimalista que preside muchas de las edificaciones japonesas, incluso las más lujosas como este palacio. Muy cerca del palacio imperial de Kioto se encuentra el Palacio Kyoto Gosho, con unos jardines de belleza delicada que te harán contener la respiración.

Castillo Nijo-jo

Data del año 1663 y fue la primera residencia del shogun Tokugawa. Además de por sus cuidados y hermosos jardines, destaca por sus salas decoradas con mamparas y por unos suelos íntegramente de madera, que transmiten una gran serenidad.

Templo de Sanjusangen-do

Es muy conocido y apreciado por la imagen de madera de la Diosa de los mil brazos. Y también por las más de mil figuras pequeñas de la misma deidad. Todas ellas están custodiadas por un total de veintiocho guardianes tallados con expresivos gestos que, aún hoy, maravillan tanto a expertos en historia como a estudiosos del arte japonés.

Templo Kinkaku-ji

También conocido como el Pabellón dorado de Kioto, se trata de una construcción de tres plantas revestidas de pan de oro, coronada por un fabuloso ave Fénix. El Pabellón se refleja bellamente en las aguas del estanque que lo rodea y que también constituye un maravilloso atractivo turístico.

Templo de Ryoan-ji

Fue fundado en el año 1450 por la escuela Zen Rinzai. Su máxima atracción es el bello jardín de piedras. Está compuesto por quince rocas que simulan montañas que emergen de la arena, que hace la veces de un mar vasto y en calma.

En Destinos Asiáticos somos especialistas en Asia y Japón es uno de los países que conocemos con más profundidad y detalle, ya que nuestro personal es natural de allí. Si estás pensando en visitar Japón, bien sea visitando Kyoto o cualquiera de las otras ciudades e islas del archipiélago, te aconsejamos que nos consultes la mejor opción para tu viaje. El país no te defraudará y nosotros, tampoco.
Últimos artículos sobre Kioto publicados en nuestro Blog