Dubai y Maldivas, destino de un viaje de novios de ensueño

2/02/2022

Si te has casado o estás preparando tu boda y te dan a elegir dos destinos de ensueño para tu luna de miel, hay muchas posibilidades de que en el listado de rincones maravillosos que visitar en tu viaje de novios aparezcan Dubai y Maldivas. Pues en Destinos Asiáticos también lo hemos pensado y ponemos a tu disposición el circuito «Luna de miel Dubai y Maldivas«, donde tendrás 12 días por delante para ir cumpliendo sueños en estos lugares inolvidables. 

 

De inicio, a vivir los contrastes de Dubai 

 

El viaje combinado a Dubai y Maldivas comienza volando a Emiratos Árabes. Dubai, pese a no ser la capital (lo es Abu Dhabi), es uno de los grandes atractivos de este país levantado a base de petrodólares. Si al llegar te dicen que hasta la década de los 60 era un puerto pesquero, no es de extrañar que dudes de ese dato, pero es la realidad que vive Dubai. En aquella época apareció el primer yacimiento petrolífero y la historia cambió de forma radical. Desde entonces y tras ingentes cantidades de millones de dólares, procedentes del oro negro, la operación estética es de órdago. La línea a seguir es hacer todo lo más grande y lujoso que se pueda. El dinero nunca es un problema.  

 

 

 

¿Qué no te puedes perder en Dubai? 

 

En el viaje de novios a Dubai y Maldivas hay que aprovechar desde el primer día, visitando algunos de los puntos de interés en la ciudad de los excesos de Emiratos Árabes. Hay muchas cosas que hacer, pero tienes cinco días para vivir las experiencias más impactantes. 

 

Safari en el desierto 

 

Es muy recomendable hacer una excursión en un vehículo 4×4 privado. Vivirás una experiencia vital para el recuerdo, viajando entre las dunas, y sentirás en primera persona lo que ofrece el desierto. La puesta de sol en este enclave es de esas que guardarás para siempre en tu retina. 

 

 

 

 Sandboarding 

 

Una vez estés en el desierto, en las excursiones existe la posibilidad de practicar sandboarding, deporte que consiste en el descenso de dunas o cerros de arena. Esquiar por la arena es una actividad que no tienes al alcance en muchos sitios. En Dubai, sí lo puedes hacer, por supuesto.

 

 Paseo en camello y barbacoa beduina 

 

En tu incursión al desierto, en el abanico de actividades a tu alcance hay incluso un paseo en camello, para vivir de la forma más genuina tu aventura en el desierto. Por no hablar de la barbacoa en un auténtico campamento beduino, donde conocerás lo que es ser un nómada en un mar de arena. 

 

 

 

 Museo de Dubai 

 

Ubicado en la antigua fortaleza de Al-Fahidi, el museo de Dubai está lleno de atractivas exposiciones que muestran cada etapa de la historia de la ciudad. Solo visitándolo podrás entender cómo aprovechaban los pocos recursos naturales con los que contaban, hasta que apareció el petróleo. Su interior sumerge al visitante en un apasionante viaje desde que Dubai era una pequeña villa de pescadores y recolectores de perlas, hasta la majestuosa ciudad que desafía todos los límites. 

 

Mezquitas 

 

No te puedes ir de Dubai sin haber visitado algunas de sus impresionantes mezquitas. No en todos estos lugares de culto religioso dejan entrar a personas que no sean musulmanas. Algunas de las más interesantes, y en las que sí hay libre acceso, son la de Jumeirah, Al Farooq, Al Noor y la Gran Mezquita. Esta última es la más grande de Dubai y destaca en la parte antigua de la ciudad, en especial por su minarete de 70 metros de altura, el más elevado de la ciudad.    

 

 Hotel Burj Al Arab 

 

Está considerado el único hotel de 7 estrellas del mundo. Desde su construcción ha sido catalogado como el mejor hotel del planeta por muchos expertos hoteleros. Es uno de los sitios imprescindibles que visitar en Dubai y no hace falta hacer el check in para poder disfrutar de su majestuosa estampa.   

 

 

 

Palm Jumeirah 

 

Palm Jumeirah es una de las islas artificiales de Dubai, famosa por sus hoteles de lujo y sus playas vírgenes. Para su construcción excavaron arena del Golfo Pérsico y Árabe para luego regar la arena con el método de «Compactación del Suelo», usando la tecnología GPS para mayor precisión y rodeada por millones de toneladas de roca como protección. El principal objetivo era aumentar el mercado turístico. Lo hemos dicho antes, en Dubai el dinero no es problema. Lo que sueñan, lo hacen realidad. 

 

 

 

 Corniche 

 

Otra de las cosas que hacer en Dubai es un paseo frente al mar por la Dubai Corniche, en la zona de Deira, la parte noreste de la ciudad. Se encuentra rodeada por el Golfo Pérsico, la ciudad de Sharjah y el arroyo de Dubái. Deira Corniche consiste en un andén de peatones que se extiende hasta el arroyo. Es un lugar único para observar el espectacular skyline de la ciudad.

 

 

 

Maldivas, el colofón en el paraíso 

 

El viaje de novios a Dubai y Maldivas no acaba tras cinco días en el epicentro de la opulencia, sino que sigue. Con llegada a Male, capital del país de las playas paradisíacas y sus aguas azul turquesa, comienza el segundo capítulo de este periplo Dubai y Maldivas. Ubicadas al sudoeste de Sri Lanka e India, en pleno Océano Índico, las Islas Maldivas son un verdadero paraíso en la tierra. ¡Tienes que visitarlas antes de que desaparezcan! 

Existe un amplio registro de planes para hacer mientras disfrutas de Maldivas, el país de las playas perfectas. Te enumeramos algunas actividades imprescindibles si respiras en este idílico rincón del planeta.   

 

 

 

Playas de postal 

 

Teniendo en cuenta que sólo el 1% de la superficie total del país (90.000 kilómetros cuadrados) está situada por encima del nivel del mar y que es un conjunto de 1.190 islas coralinas distribuidas en 26 grandes atolones, el principal atractivo de Maldivas son sus playas. Encontrarás multitud de rincones maravillosos donde disfrutarás del sol y del mar. Hay un nexo común en todas ellas que es su color azul turquesa y su paraje casi virgen.   

 

 

 

Turismo de isla en isla 

 

No hay nada mejor que poner el broche de oro al viaje combinado Dubai y Maldivas visitando las islas que ofrece el país tropical en el océano Índico. Dhangethi, Rannalhi, Hulhumale y Kuramathi son algunas de las islas que no te puedes perder en tu viaje a Maldivas. También está la posibilidad de hacer una excursión a una isla desierta y vivir una experiencia de un día disfrutando solo en una mancha de tierra en medio del océano. Hay pocos planes más románticos para una luna de miel que disfrutar de una isla desierta. 

 

 

 

Deportes acuáticos 

 

Maldivas es uno de los mejores destinos del mundo para surfear. El país se divide en tres zonas para ello: los Atolones de Malé, los Atolones Centrales y los Atolones del Sur. Descubrir los tesoros naturales que se esconden bajo sus aguas es otra de las grandes actividades que amenizarán tu viaje de novios a Maldivas. Con muchísimos lugares para bucear, pero que están relativamente alejados los unos de los otros, un barco safari es la mejor manera para poder disfrutar plenamente el Atolón de Ari y su diversidad acuática.

 

 

 

Malé, mercados y mezquitas 

 

La capital administrativa y urbana de Maldivas es Malé, ciudad localizada en la isla con el mismo nombre. En menos de 2 kilómetros de largo por 1 de ancho viven unas 100.000 personas. Esta isla densamente poblada alberga multitud de atractivos turísticos como mercados de todo tipo, mezquitas y un bullicio que te hará conocer mejor la cultura local. 

 

 

El viaje de novios a Dubai y Maldivas es una luna de miel a lo grande, ya que en la opulenta ciudad de Emiratos Árabes vivirás en primera persona cómo proyectan, piensan y ejecutan las obras más majestuosas de la actualidad, mientras que después, en Maldivas, te relajarás y disfrutarás a unos niveles tan elevados que en pocas zonas del planeta se pueden llegar a alcanzar. No te lo pienses más y embárcate en un viaje de ensueño con nosotros.

 

Otros artículos que te pueden interesar