6 lugares para una luna de miel en Sri Lanka espectacular

22/06/2021

Cada vez más parejas escogen viajar a Sri Lanka para disfrutar de una luna de miel única, ya que es el destino perfecto tanto para realizar actividades culturales como para bañarse en playas idílicas. Situado estratégicamente en las rutas comerciales del golfo de Bengala, es un país conocido popularmente por su té de Ceilán y por su milenaria historia que ha dejado cientos de monumentos y construcciones religiosas que cada año atraen a millones de viajeros. 

Viajar a Sri Lanka

Este destino asiático es apto para todo tipo de viajeros, pero, debido a la magia de sus paisajes, es ideal para una luna de miel. A continuación enumeramos algunos de los lugares más espectaculares de Sri Lanka para un viaje de novios inolvidable. 

 

1. Kandy, el corazón del budismo 

 

Kandy, también conocida como la capital de las montañas y ubicada junto a las cordilleras, es una de las ciudades más importantes de Sri Lanka. Además, gracias a su situación en un entorno natural y a su pasado histórico relacionado con el budismo, es el mejor sitio para conocer a fondo la cultura y la religión del país. 

 

Esta ciudad ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a la cantidad de sorprendentes monumentos con los que cuenta. El principal es Dalada Maligawa, un complejo religioso de impresionante arquitectura que alberga el edificio más sagrado de toda la ciudad: el templo del diente de Buda. Este santuario es famoso por un diente canino de Buda Gautama que puede verse en su interior, una de las reliquias más importantes de la religión budista que deja con la boca abierta a todos los que se acercan a conocerlo por su espectacular conservación. 

Sin embargo, los monumentos no son el único atractivo de Kandy, y es que, los paisajes naturales de sus alrededores son espectaculares. En las cercanías del Dalada Maligawa se encuentra Udawatte Kelle, un enorme bosque tropical considerado un santuario de la naturaleza. Además, para los que están pensando en viajar a Sri Lanka junto a su pareja, no puede faltar Peradeniya en vuestra visita, ya que se trata del jardín botánico más grande del país, con 60 hectáreas.

 

2. El orfanato de elefantes de Pinnawela 

 

Tanto el orfanato de elefantes de Pinnawela como el Parque Nacional de Minneriya son lugares ideales para conocer a los elefantes. De hecho, la mayoría de los viajes organizados a Sri Lanka ofrecen la posibilidad de asistir a alguno de estos parques para conocerlos, admirar su belleza, darles de comer y fotografiarse con ellos. 

Por ejemplo, el orfanato de Pinnawela, donde la salud y el bienestar de los elefantes es primordial, es una parada agradable al viajar a Sri Lanka. Se trata de una gran institución pública donde acogen a aquellos elefantes que han sufrido un accidente de tráfico o que están heridos y que, de otra forma, acabarían muriendo. Este orfanato está abierto al público para que los visitantes puedan admirar los más de 100 elefantes que viven allí y así, conocer su forma de vida. 

 

3. Viajar a Sri Lanka para conocer el Triángulo Cultural 

 

El popular Triángulo Cultural de Sri Lanka consta de tres ubicaciones marcadas por su fuerte pasado histórico y su increíble patrimonio: Polonnaruwa, Sigiriya y Anuradhapura. Estas tres ubicaciones fueron capital del país en diferentes periodos, por lo que tienen una gran importancia y cuentan con ruinas, templos y estatuas de interés para los turistas.

 

Polonnaruwa fue la segunda capital del país hace 800 años, por lo que cuenta con relevantes monumentos además de haber sido declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO -al igual que Sigiriya y Anuradhapura-. Por lo tanto, los que están pensando en visitar esta ciudad, no pueden perderse algunas de sus múltiples piezas maestras, como El Cuadrángulo, El Stupa Rankot Vihara o el Palacio del Parakramabahu.

En cuanto a Sigiriya, situada en el distrito de Matale, destaca por sus restos arqueológicos. Algunos de ellos se encuentran en la parte superior de una impresionante roca de más de 200 metros de altura –la roca del León o roca de Sigiriya-, el lugar perfecto para disfrutar de una puesta de sol muy romántica. Además, se trata de uno de los destinos turísticos imprescindibles para quienes van a viajar a Sri Lanka con motivos culturales debido al Templo de Oro de Dambulla, un centro de peregrinación de budistas e hindúes durante 22 siglos. Este complejo de 5 cuevas con estatuas y pinturas y murales de más de 2.100 metros cuadrados dejan alucinados a sus visitantes. 

Por último, Anuradhapura fue la capital del país durante más de 1.000 años. De ella destacan sus múltiples templos budistas, aunque el más popular es la Estupa de Ruwanwelisaya, una de las más importantes del país y de las más grandes del mundo, además de ser un lugar sagrado para muchos budistas.

 

4. Los masajes y la relajación en Matale 

 

En una luna de miel no pueden faltar pasar tiempo en pareja, el ocio y el relax. Es por esto que, uno de los planes favoritos de los turistas al viajar a Sri Lanka es disfrutar de un estupendo masaje ayurvédico. Este tipo de práctica proviene de la India, en el que se utilizan aceites esenciales siguiendo las pautas medicinales de Ayurveda, para así conseguir el equilibrio entre las energías que fluyen por el cuerpo y la mente, también conocidas como dosha.

Este masaje se ofrece sobre todo en la región de Matale, concretamente en su jardín de las especias, un parque de cultivo donde, además de la relajación, descubriréis múltiples aromas y extensas plantaciones de té. Hay que tener en cuenta que tanto el té como las especias consiguieron hacer que el país prosperara económicamente hace años, por lo que conocerlos es fundamental al viajar a Sri Lanka. 

 

5. Viajar a Sri Lanka para degustar la cocina local en sus puestos callejeros 

 

Sin duda, no hay nada como degustar de la gastronomía local acompañado de tu pareja para disfrutar de un país con los 5 sentidos. Pero en concreto la cocina local cingalesa marcará la luna de miel en Sri Lanka, ya que es una de las más sabrosas. Aunque muchos comparan algunos de los platos más tradicionales con la comida india, lo cierto es que la comida en Sri Lanka es propia del país. 

Entre sus elaboraciones más típicas se encuentran, entre otros, el arroz al curry picante, los Lamprais -arroz hervido en caldo acompañado albóndigas, curry de carne mixta y berenjena y sambol- o el Kottu Roti -trozos de pan rallado mezclados con verduras, tocino, huevos, pollo y especias-. 

 

6. Termina la Luna de Miel en Islas Maldivas

 

Realizar alguno de los viajes de novios a Sri Lanka y Maldivas es una de las opciones favoritas de los recién casados que quieren disfrutar en su luna de miel de una combinación de cultura y playa. Y es que, Maldivas es un destino para relajarse y disfrutar con tu pareja, entre arrecifes, piscinas privadas, playas de arena blanca o en algunos de sus hoteles de lujo. Y, por supuesto, un lugar genial donde vivir aventuras inolvidables a través de las actividades acuáticas como el buceo o el snorkel.  

En definitiva, Sri Lanka es un destino único que enamora a todos sus viajeros, ideal para las parejas que buscan una luna de miel inolvidable, ya que podrán disfrutar tanto de la historia y de la cultura como del ocio y del descanso al mismo tiempo. Diseña el viaje de tus sueños de la mano de Destinos Asiáticos.

Otros artículos que te pueden interesar