Guía completa del monte Fuji y los Cinco Lagos en un viaje a Japón

31/08/2021

El Monte Fuji es un icono del país nipón y su figura marca algunas de las vistas más impresionantes de cualquier viaje a Japón. Precisamente, el monte Fuji es la cima más alta del país y también la más popular, por lo que en 2013 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además, es tal su importancia en el país, que es la imagen de miles de productos, dibujos animados y series, entre otros.

 

Si quieres saber todo sobre el monte Fuji, te recomendamos que sigas leyendo para descubrir algunas de sus particularidades, la Región de los Cinco Lagos, desde dónde verlo y las cuatro rutas más recomendadas si estás pensando en subirlo.

 

El monte Fuji, un imprescindible de cualquier viaje a Japón

 

El monte Fuji es el pico más alto de Japón y cuenta con 3776 metros de altura, además, se encuentra ubicado en la isla de Honshu, en el centro del país, justo al oeste de Tokio. Se trata de un símbolo para sus habitantes y es debido a su presencia en la larga historia de los japoneses, donde, por ejemplo, hasta finales del siglo XIX -fin de la época Meiji- era considerado como un elemento sagrado y las mujeres tenían prohibido subir hasta la cima.

 

En 2013 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, gracias a que en el último siglo se ha convertido en un gran icono cultural y ha representado grandes obras de arte. La obra maestra más importante en la que tiene presencia este gran atractivo turístico es 36 vistas del monte Fuji, del pintor ukiyo-e Katsushika Hokusai. Asimismo, también ha sido partícipe de la literatura japonesa, inspirando a grandes poetas del país.

Actualmente es un destino turístico que atrae a diversos visitantes, sobre todo, los más interesados en realizar alpinismo, puesto que su cono volcánico dispone de un entorno ideal para la escalada. Sin embargo, la subida al monte Fuji no es para todo el mundo, ya que requiere encontrarse en una condición física óptima, por lo que la mayoría decide encontrar un punto adecuado para admirar las vistas hacia su pico o acercarse hasta algunos de sus lagos más próximos. 

 

Las mejores vistas al Monte Fuji

 

Por lo tanto, admirar la figura del monte Fuji y sacar una foto al popular paisaje japonés con la cima presidiendo la imagen, es una de las obligaciones de todo el que vaya a realizar un viaje a Japón. Además, si la visibilidad acompaña, es posible verlo desde cien kilómetros a la redonda, por lo que es posible observarlo desde diversos puntos. 

 

Desde la Región de los Cinco Lagos

 

Está catalogado como el mejor lugar para disfrutar de las vistas del monte Fuji, donde además te encontrarás con una naturaleza espectacular. Y es que, la Región de los Cinco Lagos es el área de la ladera norte del monte, que, tal y como su nombre indica, está formada por cinco lagos: Yamanakako, Kawaguchiko, Saiko, Shojiko y Motosuko. Precisamente, al estar ubicado tan cerca de Fuji, ofrece unas sorprendentes vistas al mismo, que harán que te enamores del lugar, ya que los lagos acompañan al paisaje del monte y se convierte en un panorama mágico. 

El área es de fácil acceso en coche, aunque lo habitual es llegar a este punto en transporte público. En este sentido, la mejor opción es acercarse al lago Kawaguchiko, ya que es uno de los que mayor desarrollo turístico presentan y también los que mejor conexión tienen con el transporte. Aún así, te recomendamos que realices un viaje a Japón organizado para que te sea más fácil acceder a la zona y un guía preparado pueda contarte la historia del lugar.

 

Desde Hakone

 

Esta zona no está tan cerca del monte Fuji como la Región de los Cinco Lagos, pero también es uno de los lugares más populares para admirar las vistas hacia el monte. Es un sitio muy transitado entre los turistas que quieren ver un típico paisaje japonés con la figura del cono volcánico de Fuji al fondo, por lo que también cuenta con muy buenos hoteles y ryokan donde podrás hospedarte. Además, te aconsejamos que montes en el teleférico de Hakone, ya que, en el momento que pasa sobre Owakudani, se reflejan las mejores vistas del monte Fuji.

 

Desde Tokio y sus alrededores 

 

Tokio es una de las ciudades más grandes y turísticas del país, por lo que es un lugar de obligada visita si vas a realizar un viaje a Japón por primera vez. Es ahí donde la mayoría de los turistas consiguen ver el icónico monte a lo lejos, tanto a las afueras como en el centro. 

Uno de los lugares más populares en los alrededores de Tokio son las playas de Enoshima -ubicadas en la ciudad de Fujisawa, prefectura de Kanagawa-, que cuentan con telón de fondo con el monte Fuji, y un poco más lejos, la playa de Miho -en la prefectura de Shizuoka-, que tiene la misma situación, además de tener tres kilómetros de largo con pinos japoneses que por su belleza fue añadida a la descripción de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto a Fuji.

Finalmente, el precioso cono del monte Fuji es visible desde el centro de Tokio, siempre que el día esté despejado. En concreto, la cuesta del puente Bessho, ubicada en la zona de Nakameguro, es uno de los puntos clave para lograr este objetivo. Por otra parte, te recomendamos que subas al mirador del Gobierno metropolitano de Tokio, que tiene acceso gratuito y ofrece vistas espectaculares de toda la ciudad y del monte Fuji.

 

¿Cómo subir al Monte Fuji en un viaje a Japón?

 

Subir a la cima del monte Fuji es una actividad que solo puede realizarse de junio a septiembre, debido a que la nieve y el clima pueden endurecer la subida. Sin embargo, la temporada oficial es en julio y agosto, cuando el monte está menos helado y los japoneses comienzan su periodo de vacaciones, y es que, es en este periodo cuando mejor ambiente hay en sus cuatro rutas oficiales. 

 

1. La ruta Yoshida o Fuji Subaru Line

 

Si vas a viajar a Japón desde España, te recomendamos que optes por la ruta Yoshida, ya que, al ser la ruta más popular -es la opción de más del 50% de los escaladores-, cuenta con múltiples servicios para los turistas en la época de verano, como por ejemplo, una buena zona de aparcamiento, taquillas para guardar tus objetos personales, restaurantes y tiendas. En especial, agradecerás la presencia de algunos comercios que facilitan objetos que pueden ser de gran utilidad durante la subida, entre los que destacan los famosos palos para caminar o las botellas de oxígeno.

 

Esta ruta comienza en la quinta estación del monte, a partir de los 2300 metros sobre el nivel del mar, por lo que las vistas espectaculares están aseguradas. De hecho, hay un mirador del que disfrutar de un agradable paisaje hacia la ciudad de Fujiyoshida y el lago Yamanaka. El acceso al mismo es fácil, aunque lo más adecuado es coger la autopista de Fuji Subaru Line, ya sea por libre, en un autobús público o acompañados de un guía en un viaje a Japón organizado.

 

2. La ruta Fujinomiya, una de las más populares 

 

Se trata de una ruta muy similar a la anterior, puesto que es la segunda más popular entre los que se acercan a recorrer el monte Fuji, aunque en esta ocasión, es una de las opciones favoritas de los japoneses y se pueden apreciar menos turistas. También dispone de tiendas, restaurantes y otro tipo de comercios que te podrán ser de ayuda a la hora de subir los 3776 metros de altitud -aunque la ruta empieza sobre los 2400 metros de altitud, por lo que es la más corta para llegar al pico-. 

 

3. La ruta Subashiri 

 

En la ruta Subashiri se encuentra una zona mucho menos desarrollada, aunque es de fácil acceso en transporte público. Es una de las estaciones más bajas, ya que cuenta con 1950 metros y apenas tiene comercios o servicios en su camino. Además, es un recorrido muy tranquilo, debido a que el suelo está menos preparado y, por lo tanto, hay menos turistas. Asimismo, el camino está repleto de árboles, por lo que estarás protegido del calor del verano en todo momento. Aún así, se junta con la ruta Yoshida en uno de sus puntos más transitados, tras haber recorrido el tramo lleno de árboles y bosque.

 

4. La ruta Gotemba, la más larga

 

La ruta Gotemba es la menos desarrollada de las cuatro que conforman las opciones de subida al monte Fuji, puesto que apenas hay comercios en la zona. Está situada a 1.400 metros sobre el nivel del mar y es el camino más largo de todos. Y es que, a pesar de que sus vistas son impresionantes, es una de las rutas menos transitadas debido a que el suelo está compuesto de gravilla y piedras de lava y apenas tiene hoteles en su camino.

En definitiva, en un viaje a Japón te fascinarán sus paisajes, sobre todo si están presididos por el monte Fuji, un icono para todos los japoneses. Si quieres conocer este símbolo del país y su gran relevancia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que podamos gestionar tu viaje y cualquier duda que tengas. 

 

Otros artículos que te pueden interesar