Kanazawa, una experiencia del Japón auténtico

En una ciudad relativamente pequeña – siguiendo parámetros del resto del país – como Kanazawa, está concentrado lo mejor de Japón: belleza natural, riqueza histórica y arquitectónica, un amplio legado cultural, una gastronomía deliciosa, ceremonias del té y reminiscencias que nos recuerdan a las míticas geishas o los legendarios samuráis.

Filtros P

En una ciudad relativamente pequeña – siguiendo parámetros del resto del país – como Kanazawa, está concentrado lo mejor de Japón: belleza natural, riqueza histórica y arquitectónica, un amplio legado cultural, una gastronomía deliciosa, ceremonias del té y reminiscencias que nos recuerdan a las míticas geishas o los legendarios samuráis. En esta ciudad costera de la prefectura de Ishikawa podrás encontrar todo esto y más.

Hasta no hace mucho, trasladarse hasta Kanazawa era relativamente tedioso pero, desde hace pocos años existe una línea directa de tren rápido que la conecta con Tokio en apenas dos horas y media. Esto ha hecho que el turismo haya experimentado un notable crecimiento en la zona y muchos viajeros puedan descubrir esta magnífica localidad y todos sus tesoros que, desde Destinos Asiáticos estamos dispuestos a mostrarte encantados.
Nuestros viajes a Kanazawa

¿Qué ver en Kanazawa?



Existen tantos puntos de interés en Kanazawa que resulta complicado destacar unos por encima de otros. Sin duda, los jardines Kenrokuen deben tener espacio en tu visita. Se trata de uno de los tres espacios naturales de este estilo más hermosos y apreciados de todo Japón, y conforma esta limitada lista de jardines más bonitos del país junto a los jardines Korakuen de Okayama y los jardines Kairakuen en Mito.

Un paseo por los distritos de las geishas de Kanazawa, Higashi Chaya y Kazuemachi es una manera de viajar en el tiempo y detenerse en él. También es buena idea complementar o combinar este paseo o visita con la de otro barrio, el de los samuráis, que reúne el mismo encanto y fuerza histórica, debido a todo lo que atrae de legendario y a su estupendo estado de conservación.

Desde luego, no puedes pasar por Kanazawa sin visitar el antiguo castillo de Kanazawa, así como el parque anexo a esta fortificación. Y también es un discreto pero encantador punto de interés el santuario Oyama, del año 1599, dedicado a Maeda Toshiie, el primer señor del clan Maeda, una de las familias con mayor raigambre e importancia de la historia de Japón. También puedes completar tu experiencia en la ciudad visitando alguno de sus diversos museos, dando un paseo por el Mercado Omicho – donde también puedes degustar platos y preparaciones tradicionales – o disfrutar de la delicada belleza de la ceremonia del té y probar el característico Matcha en la casa de té de los jardines Gyokusen Inmaru.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog