Descubre Batad: Terrazas de arroz milenarias y aventuras inolvidables

Filtros P

Descubre la fascinante aldea de Batad en la provincia de Ifugao, Filipinas, hogar de las asombrosas terrazas de arroz que se extienden majestuosamente por las montañas, ofreciendo panoramas impresionantes. Ubicada en la isla de Luzón, esta joya de la región de Cordillera te espera a aproximadamente 380 kilómetros de Manila, con un viaje de 9-10 horas desde la bulliciosa capital.

Imagina sumergirte en el anfiteatro de arrozales de Batad, un sitio mágico con una historia milenaria. Estas terrazas, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995, cuentan con más de 2.000 años de antigüedad y revelan el fascinante modo de vida de la tribu Ifugao. Para una experiencia única en Filipinas que va más allá de las playas paradisiacas, Batad es tu destino. Continúa leyendo para descubrir las maravillas que te esperan y cómo hacer de tu visita una experiencia inolvidable.

La creación de estas imponentes terrazas se atribuye a la tribu Ifugao, quienes, hace más de dos milenios, las construyeron con habilidad y utensilios primitivos para garantizar su subsistencia en un terreno desafiante. La palabra “Ifugao” deriva de “ipugo”, que significa “gente de la montaña” o “gente de la tierra”, reflejando su conexión con la naturaleza. Su cultura gira en torno al arroz, celebrando rituales relacionados con los ciclos de la cosecha, a pesar de la disminución en su práctica actual.

La elevada altitud de 1.300 a 1.500 metros sobre el nivel del mar define la producción de arroz de los Ifugao. Este entorno fresco permite uno o dos ciclos de cultivo al año, resultando en una mayoría de arroz orgánico. Al visitar Batad, te sumergirás en una cultura arraigada en la tierra y en la rica tradición de los Ifugao.

¿Qué aventuras te aguardan en Batad?


 

Desde explorar las icónicas terrazas de arroz hasta emocionantes rutas de senderismo, como la ascensión al monte Pulag o la caminata a las cataratas de Tappiya, la diversión está asegurada. Descubre las impresionantes cuevas de Sumaguing, a solo 30 minutos en coche, conocidas por sus formaciones rocosas y piscinas naturales. Relájate en las aguas termales de Mainit y Bangaan para completar tu experiencia en este paraíso filipino.

La elección de la temporada afectará tu experiencia en Batad, especialmente si buscas la icónica imagen de los arrozales verdes. Entre diciembre y marzo, las terrazas pueden estar en barro o agua, pero a mediados de marzo comienzan a reverdecer. Abril a julio es la época de siembra, con verdes más visibles en junio, aunque julio puede ser lluvioso. Agosto a noviembre ofrece terrazas exuberantes, pero ten en cuenta las lluvias en agosto y septiembre. Noviembre trae un tono amarillo, marcando el final de la temporada.

Explora Batad, donde la historia y la naturaleza convergen en un espectáculo visual inolvidable. Sumérgete en la autenticidad de las terrazas de arroz de Batad y vive una experiencia única en la pintoresca región de Cordillera. ¡Prepárate para una aventura que te dejará sin aliento en cada rincón de este paraíso filipino!
Nuestros viajes a Batad
Últimos artículos en nuestro Blog