Viajar a Camboya: 5 curiosidades de Angkor

29/07/2021

Una de las paradas obligatorias que debes realizar si vas a viajar a Camboya son las Ruinas de  Angkor declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1992. Se trata de la estructura religiosa más grande del mundo, y su asombrosa conservación lo convierte en una auténtica joya arqueológica.

Su arquitectura es única, puesto que es uno de los monumentos más brillantes ideados por la mente humana, y abarca un espacio de 200 metros cuadrados, por lo que esconde miles de secretos que te dejarán asombrado. Por este motivo, a continuación te revelamos 5 curiosidades de las Ruinas de Angkor.

 

1. Angkor Wat, descubierto por los españoles

 

El conjunto de templos de Angkor Wat data del siglo XII. Fue el centro político y espiritual del imperio vietnamita y albergaba un palacio imperial, aunque, lamentablemente, diferentes cambios religiosos llevaron a las personas que residían en él a abandonarlo. Tras quedarse completamente olvidado, no fue hasta 1601 cuando un franciscano español llamado Marcelo de Ribadeneyra referenció por primera vez este complejo arquitectónico. Lo hizo en sus memorias, donde definía el lugar como “una gran ciudad en el reino de Camboya con muros curiosamente labrados”.

La primera información que recibió Ribadeneyra sobre este conjunto de monumentos sagrados fue a través de los misioneros españoles que trataban de predicar el cristianismo en Longyek, la capital del reino de Camboya, a pocos kilómetros de Phnom Penh. Estos, empeñados en llevar a cabo su misión, se adentraron en la jungla más allá del río Mekong y se toparon con los restos de una ciudad fantasma.

 

Así es como el franciscano relató el descubrimiento de Angkor Wat, aunque no fue el único español, ya que fray Gabriel Quiroga de San Antonio también hizo pública la existencia de estos templos en su libro “La relación de los sucesos de la Cambodia”, siendo el primer texto que recoge su nombre.

Y es que, los misioneros, a falta de conocimiento arqueológico, no podían saber que aquellas ruinas correspondían a Angkor Wat. De hecho, la triste situación del reino de Camboya en el siglo XVI -momento en el que fue descubierto-, objeto de constantes saqueos por sus vecinos, llevó a sus descubridores a pensar que aquella ciudad abandonada no podía ser obra de los camboyanos. Precisamente, Ribadeneyra atribuyó su construcción a Alejandro Magno, mientras que Quiroga creía que era obra de los judíos, quienes habrían pasado por la región antes de asentarse en China.

 

2. Descubre la matemática de Angkor Wat si vas a viajar a Camboya

 

Un factor que te dejará asombrado de Angkor Wat es que es fruto de un plan matemático elaborado por expertos en astronomía y cosmología. Y es que, este complejo se alinea con la posición del sol durante el equinoccio de primavera, puesto que, este día a las 6:35 de la mañana exactamente, es perfectamente posible observar cómo el sol se eleva por detrás de la cúpula principal desde el camino que lleva al templo. Lo mismo ocurre durante los tres días posteriores variando ligeramente la posición.

El objetivo de recrear este impresionante momento, conseguido a base de cálculos y de grandes esfuerzos, era transmitir la sensación de que el dios hindú Visnú estaba bendiciendo el nuevo ciclo, aportando luz y calor al más de millón de personas que vivieron allí.

Pero esta no es la única matemática detrás de Angkor Wat, ya que sus medidas son muy precisas y fascinantes: los muros exteriores suman 365,24 metros, lo que dura un año solar, mientras que la torre principal y el altar tienen una medida de 0,435 metros, que es la duración media de los días entre un equinoccio y un solsticio.

Además, cabe destacar que a pesar de ser el complejo religioso más grande del mundo, tan solo se necesitaron 37 años para su construcción, cuando los expertos afirman que en la actualidad se necesitarían 300 años para levantar un conjunto de edificios

 

3. Angkor Thom y Bayon, ¿lo más impresionante? 

 

Angkor Thom, la antigua ciudad real fortificada, es también parte de las Ruinas de Angkor y fue construida por Jayavarman VII, rey del Imperio jemer, a finales del siglo XII tras la conquista del complejo de templos y su destrucción causada por los Chams. Por ello, este lugar es muy especial, ya que fue el resurgir de este mágico recinto, que se reconstruyó amurallado para evitar otra demolición.

Concretamente, Angkor Thom fue construida al lado del río Siem Reap y tiene un área de 10 kilómetros cuadrados, en la que se encuentra el palacio real construido durante el reinado de Suryavarman I. De acuerdo a la leyenda, el rey pasaba parte de cada noche con la reina Sol en el Palacio Celestial que forma parte de esta construcción.

Esta ciudad fue construida por la creencia hindú y su decoración está orientada a venerar al dios Visnú, aunque esta idea se trastocó con la llegada de los budistas, y por este motivo, en el corazón de la ciudad se encuentra el templo de Bayón o de Jayavarman VII. Este templo es popular por sus 54 torres que contienen 4 caras de buda, una a cada lado. Lo que hace especial a estas caras es que, además de ser sonrientes, son únicas en el mundo y observan al visitante desde todos los ángulos. En total hay más de 200 caras que no puedes perderte al viajar a Camboya.

 

4. Un lugar de película, Ta Prohm

 

La arquitectura y la historia de Angkor es tan sorprendente que algunos directores de cine no han podido resistirse a grabar escenas de sus películas en este asombroso lugar. Por lo tanto, si estabas pensando en qué se necesita para viajar a Camboya, ahora ya sabes que una cámara será imprescindible para inmortalizar algunos de los escenarios de tus películas favoritas.

 

Por ejemplo, si eres fan de la película Tomb Raider, basada en una famosa serie de videojuegos, podrás comprobar cómo la selva ha engullido el templo de Ta Prohm. En las imágenes de esta película, raíces gigantescas abrazan los edificios como si fueran de juguete, y sus espectaculares tentáculos se funden con la construcción. Es, precisamente, en este monumento de Angkor donde las puertas de la entrada se han convertido en una foto obligatoria como consecuencia de su aparición en la gran pantalla. 

 

 

5. ¿Cuándo viajar a Camboya para conocer las Ruinas de Angkor? 

 

Si no sabes cuál es la mejor época para viajar a Camboya y descubrir este lugar sagrado, puede que te sorprenda averiguar que cualquier momento es bueno para visitarlo. En concreto, cuenta con dos estaciones: la época seca -de noviembre a abril- y la lluviosa -de mayo a octubre-. Aun así, aunque durante el periodo seco se reducen las posibilidades de lluvia, lo cierto es que en cada temporada el paisaje y la vida de la gente local cambia, puesto que se adaptan a la estacionalidad del cultivo y la pesca. Por lo tanto, no importa el momento del año en el que vayas a viajar a Camboya, ya que cada uno de ellos es especial. 

 

 

En definitiva, Angkor es un lugar lleno de historia y secretos cuya visita es obligatoria durante un viaje a Camboya. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para que podamos organizar tu ruta por este fascinante país y la excursión al recinto de las Ruinas de Angkor . Sin duda, será una experiencia que te enamorará. 

 

Otros artículos que te pueden interesar