La cultura de la cerveza es una afición que cada más gente adopta y se toma en serio en occidente.

Esta bebida, que ya fabricaban y tomaban los antiguos egipcios (y se cree que su origen es más antiguo que ellos), es, tomada con moderación, un alimento de lo más completo, una bebida refrescante y un aglutinante cultural alrededor del cual reunir a los amigos o comenzar una animada charla mientras socializamos.

Aunque en muchos aspectos Tailandia nos pueda parecer una cultura exótica y alejada de las costumbres occidentales, nada más lejos de la realidad.

EL FESTIVAL DE LA CERVEZA EN BANGKOK

Existe una gran afición cervecera en el país asiático. Tanto es así que cada mes de noviembre comienza el Thai Beer Festival, un festival que se celebra cada año.

Con su sede central en el World Trade Centre Plaza de Bangkok, la ciudad ve como decenas de bares y restaurantes sacan sus mesas y sillas a las calles y las terrazas se llenan de gente deseosa de refrescarse con una buena cerveza nacional o importada.

Una de las mejores cosas de este festival es que los precios de las jarras son realmente asequibles y en muchos de los locales incluso se puede disfrutar de la mejor música, especialmente el jazz, con algunas de las mejores bandas locales amenizando el ambiente.

Te recomendamos que te acerques a algún punto de información turística para conocer bien dónde y cuándo tienen lugar los conciertos que se celebran cada tarde durante el festival.

El festival tiene su origen en que, históricamente, noviembre es el mes en el cual las fábricas de cerveza envían sus nuevos productos a los diferentes bares para testearla y comprobar cómo responde el público a las nuevas recetas.

Es una época perfecta debido a que la temperatura en Bangkok se dulcifica y una cata de cervezas por la ciudad se convierte en un verdadero placer.

Muchas marcas de cerveza instalan barbacoas en los locales para agasajar a los clientes con deliciosa carne a la brasa mientras degustan una buena cerveza de su producción.

¿CERVEZA NACIONAL O DE IMPORTACIÓN?

Encontrar tu cerveza de importación favorita no será un problema, pero si quieres sorprenderte de verdad te recomendamos que pruebes las cervezas nacionales tailandesas.

La cerveza Shinga es toda una institución en Tailandia. Esta cerveza de tipo Lager tiene un toque dulzón que la hace muy refrescante.

Otra marca que hay que probar es la Chang. Con un punto aromático, tiene una graduación más alta que las típicas cervezas europeas, por lo que es importante tomarla con moderación si no queremos acabar mareados a la tercera ronda.

Y nada mejor que la picante y deliciosa comida tailandesa para acompañar los refrescantes tragos de esta milenaria bebida.

Además de la sede central, son buenos sitios para comprobar el ambiente del festival (los llamados Beer Gardens) lugares como el SCB Park Plaza en Ratchayothin, el Discovery Center en Siam Square, la Seacon Square y el célebre Seri Center en Srinakarin Road.

¡Salud!