La tercera isla más grande de Tailandia, con 280 km2 de extensión, es uno de esos lugares que ningún viajero debería perderse en su visita a este país asiático.

Los ferries llegan al puerto de Tong Yang, mientras que los barcos express lo hacen en el puerto de Nathon, la capital administrativa de la isla y la más importante población de Koh Samui.

Los orígenes de los pobladores son inciertos, aunque se cree que la relación con China tuvo mucho que ver con los primeros asentamientos en la isla. De hecho, "Samui" viene de un idioma que deriva del chino y significa "viento y olas".

Los isleños son famosos por su amabilidad y hospitalidad. Gracias al turismo, se han creado numerosos puestos de trabajo y se han mejorado enormemente las comunicaciones tanto dentro de la isla como con el continente.

LAS MEJORES PLAYAS DE KOH SAMUI

Si por algo es famosa la isla es por sus espectaculares playas. Son todo un paraíso de arenas blancas y aguas de color turquesa que invitan a dejarse llevar por el relax.

Es un destino turístico apreciado por sus encantos naturales como sus playas de arena blanca, sus barreras de coral y un hermoso paisaje lleno de cocoteros.

Playa de Lamai: Cerca de la famosa Chaweng Beach, es más tranquila y menos bulliciosa. Encontrarás multitud de restaurantes, bares y hoteles frente al mar, además de excelentes spas y sitios turísticos para explorar, formaciones rocosas Hin Ta y Hin Yai.

Chaweng Beach: Una de las mejores playas de la isla, la más grande y concurrida. Famosa por su animada vida nocturna, te puedes encontrar desde un McDonalds hasta un pub irlandés, el Tropical Murphy's, su bar más popular.

La playa del Gran Buda (Phra Yai), que debe su nombre a la gran estatua que se guarda en el monasterio de Koh Fan, es una de las más tranquilas y apacibles, aunque no es precisamente una playa desierta.

Mae Nam: Una alternativa menos masificada al norte de la isla. Largas rutas de senderismo, palmeras y aguas cristalinas para aislarte del mundo.

PARAÍSO PARA LOS DEPORTES ACUÁTICOS

Sus costas permiten la práctica de multitud de deportes acuáticos. Hacer surf o windsurf, montar en moto acuática, realizar esnórquel, parapente o navegar en kayak son sólo algunos ejemplos de la oferta que ofrece la isla.

Pero el deporte más practicado en sus aguas es sin duda el submarinismo. Debido a lo limpias que son sus aguas y a la gran abundancia de vida marina, Koh Samui es el lugar perfecto para comprobar la inmensa belleza que guardan las profundidades, siendo un entorno privilegiado para esta afición.

La bahía de Bang Po es el lugar ideal para practicar submarinismo y contemplar las formaciones coralinas y la vida salvaje.

ALGO MÁS QUE PLAYAS

Aunque el lugar ofrece mucho más que un relajante entorno. El atractivo de Koh Samui para el viajero también radica en sus espectaculares paisajes y rincones naturales.

Lugares como las formaciones rocosas Hin Ta y Hin Yai (o "Las rocas del abuelo y la abuela") son de visita obligada, como las cataratas de Namtok Na Mueang, donde uno puede refrescarse en sus aguas y a las que se puede acceder en elefante.

El jardín de mariposas de Samui es un lugar con un mágico encanto creado por la multitud de estos pequeños seres alados que revolotean en el lugar.

La isla cuenta con lugares en los que la vida nocturna es vibrante y colorida, cascadas impresionantes cerca de bosques tropicales, lugares más urbanizados y todo lo que un amante de la costa puede soñar.

TAMBIÉN PODEMOS IR DE COMPRAS

Aquellos que no quieran abandonar la isla sin llevarse un recuerdo, podrán cumplir sus deseos en alguno de los numerosos mercados que pueblan Koh Samui.

Puedes encontrar objetos de artesanía tradicional como hermosos jabones tallados, objetos de todo tipo fabricados con madera de cocotero o pinturas y reproducciones de obras de arte a precios asequibles.

El mercado nocturno de Fisherman's Village es probablemente el mercado más popular de Koh Samui que atrae por igual a turistas y tailandeses. Un mercado muy animado, con puestos de comida, bailes, artistas, y una gran variedad de productos artesanales a buen precio.

CUANDO VIAJAR A KOH SAMUI

Si vas a ir de vacaciones a Koh Samui, es recomendable visitarla entre los meses de febrero a finales de junio que es la temporada seca.

Las lluvias se presentan entre los meses de noviembre a febrero, pero las temperaturas alcanzan los 25 grados y la presencia solar es abundante.

Si lo que buscamos es ahorrar aparte de divertirnos, septiembre y octubre son ideales para visitar la isla ya que hay menos gente y los precios de los servicios bajan.

En definitiva, Koh Samui es en la actualidad es uno de los destinos más populares de Tailandia por sus muchas horas de sol y la tranquilidad de las aguas que bañan sus playas.

Es un destino perfecto para aquel viajero que quiera conocer otra Tailandia menos masificada que otras populares zonas, visitando un lugar perfectamente comunicado con Bangkok (con vuelos diarios, ya que la isla posee su propio aeropuerto) y con el resto del continente.