Laos es, quizás, uno de los destinos más bellos y enigmáticos de los que se puede visitar en Asia. La ex colonia francesa no sólo es famosa por sus bellos paisajes: su arte y sus tradiciones culturales son uno de los puntos fuertes de este país a la hora de atraer viajeros.Uno de los distintivos del país son sus estatuas y monumentos dedicados a Buda, ya que la rama del budismo conocida como Theravāda es la religión predominante en Laos. Una de las construcciones que mejor definen el arte del país es la estupa That Luang, que significa “Gran Estupa Sagrada”. Situada en la capital del país, Vientián, este monumento es el símbolo nacional de Laos. Fue edificada en 1566 y existe la creencia de que en su interior se guarda una reliquia de Buda.A 25 Kms. de la ciudad de Vientiane nos encontramos con otro de los lugares clave para apreciar el arte laosiano. Hablamos del Parque de Buda, también conocido como Wat Xieng Khuan, probablemente uno de los enclaves monumentales más llamativos de cuantos se pueden visitar en Asia. Este parque alberga más de 200 estatuas de estilo budista e hindú, la mayoría de ellas talladas en piedra o cemento y es un lugar considerado como una Ciudad Sagrada. Especialmente llamativos son el buda recostado de 40 metros o la entrada al parque que se realiza por la boca esculpida de un demonio de varios metros de altura, aunque también se pueden contemplar en el interior de este parque situado en las inmediaciones del río Mekong esculturas de muchas otras deidades típicas del budismo e hinduismo.También habría que destacar el Phra Keo, o Buda de esmeralda, y el Phra Phuttha Butsavarat como dos de las esculturas talladas en piedras semipreciosas más significativas del arte laosiano.Además del arte escultórico, Laos posee una llamativa tradición musical que se representa a la perfección en la música folclórica tocada con el khene. Este instrumento musical de viento, popular también en Tailandia, se fabrica con bambú y su sonido es parecido al del violín. La música del khene se puede escuchar en muchas de las celebraciones populares de Laos, tales como bodas, festivales y otro tipo de fiestas.Entre las celebraciones más típicas de Laos se encuentra la del festival Boun Pha Vet, unos festejos de carácter budista para conmemorar la independencia del país que se realizan en enero o febrero (ya que se rigen por el calendario lunar) y en los que participa toda la comunidad. En esta celebración tiene especial importancia el sermón que ofrecen los monjes basándose en los capítulos del llamado Maha Wetsandon Chadok o “Gran Sermón del Nacimiento”. Además el festival se complementa con procesiones, danzas típicas, teatro, meditación y ofrendas para honrar a los muertos.Como veis Laos es  un destino con mucho por descubrir. ¿Conocéis el país? Si es así, podéis compartir con nosotros vuestra experiencia en los comentarios y si no, pero os ha llamado la atención la cultura y el arte laosiano, puede que este sea vuestro próximo destino viajero.