Explorando el Parque Nacional de Bako

Es viernes y nos hemos despertado con espíritu aventurero, así que hemos decidido viajar hasta el Parque Nacional de Bako en Sarawak, Malasia. Un lugar donde esperamos quedar fascinados con sus paisajes naturales, su abundante vegetación y la vida silvestre que se esconde en los 27 kilómetros cuadrados que tiene de superficie.  A tan sólo 37 kilómetros de Kuching, nos encontraremos con solitarias calas y magníficos acantilados que dan al Mar de China Meridional.En el interior del Parque Nacional de Bako encontraremos además una increíble variedad de especies de plantas y tipos de vegetación, uno de sus grandes atractivos del parque. En Bako se puede ver todos los tipos de vegetación que se encuentran en Borneo.Además de la abundante vegetación, uno de los principales atractivos de Bako son sus habitantes: aproximadamentes 275 monos probóscide, que sólo se encuentra en Borneo. El mejor momento para ver la fauna en Bako es después del amanecer y justo antes del anochecer, cuando los animales son más activos. Bako es también un lugar fascinante para observación de aves, más de 150 especies han sido registradas aquí.Para los más activos,  Bako cuenta con un extenso sistema de senderos por la selva, que ofrecen distintos tipos de caminatas y excursiones: caminatas en la selva de todo el día o durante la noche,  expediciones con acampada, mientras que los que prefieren tomárselo con calma puede optar por un bosque al pie.Enlaces:En el blog Mi vuelta al mundo, cuentan más experiencias sobre esta zona de Malasia

Otros artículos que te pueden interesar