El Monte Tai Shan en China

El Monte Tai Shan -o simplemente monte Tai- es la más la más importante de las cinco Montañas Sagradas de China. Tanto el pueblo como los soberanos de todo tiempo han venerado esta montaña, desde la que se cree, según la tradición, que sale el sol cada día. Por ello son miles las personas que cada año peregrinan hasta su cima, habiendo sido recorrida por varios emperadores y por Confucio.

El Tai Shan simboliza fuerza y grandeza y hay varias formas de llegar hasta su pico, a 1.545 metros de altitud, aunque la más tradicional de todas es subir sus escaleras formadas por 6.600 peldaños. Justo antes de alcanzar la cumbre, se pasa por el Arco de la Inmortalidad.En esta zona se pueden visitar numerosos puntos de interés como Nantian Men o Puerta del Sur hacia el Cielo, Riguan Freng -que es la cresta desde donde se ve la puesta del sol, Jingshi Gu o el valle de Piedra Sutra o Heilong Tan o estanque del Dragón Negro.

El templo de la Nube Azulada o Bixia Si es un conjunto de edificios que datan de la dinastía Song (960-1279) y que se encuentran en la cima de la montaña. Al pie de la ladera, sin embargo, se puede visitar el templo Taishan, famoso por las valiosas reliquias que alberga y  que se considera uno de los tres grandes monumentos de la antigua China -junto con la sala de la Armonía Suprema en Pekín y el templo de Confucio de Qufu-.

Este es un lugar que por su simbolismo cultural y religioso nadie debería perderse si viaja a China. Además, el complejo de templos que existe en el área son un tesoro patrimonial digno de contemplar. No en vano, la montaña y su conjunto fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.

Si quieres viajar a China, no dudes en visitar nuestra web: destinosasiaticos.com

Otros artículos que te pueden interesar