¿Conoces la Ruta de la Seda en China? Averigua su pasado

30/10/2021

La Ruta de la Seda fue uno de los primeros recorridos comerciales que conectaba Oriente con Occidente y, por este motivo, es una de las paradas obligatorias que realizar en un viaje a China. Se trata de un puente entre dos mundos, un camino por el que circulaban comerciantes, sacerdotes, científicos, diplomáticos, soldados y aventureros que trasladaban seda y otras mercancías como porcelana, hierro o té.

 

En este artículo reflejamos la importancia de la historia de la Ruta de la Seda en China en el pasado y te explicamos cómo conocerla en la actualidad a través de las seis ciudades principales de cualquier viaje organizado a China: Xian, Beijing, Shanghai, Dunhuang, Turfan y Urumqi.

 

Descubre la historia de la Ruta de la Seda en un viaje a China

 

La Ruta de la Seda es un camino que durante siglos ha unido China con Europa, creando una comunicación comercial, pero ha sido más que eso. Y es que, precisamente, con el comienzo de este recorrido en el año 138 a.C, también se estableció una difusión de nuevas ideas y conocimientos en el ámbito de la cultura y la ciencia.

 

Por aquel entonces, China se encontraba completamente aislada de las civilizaciones de Occidente a causa del Himalaya. Las dinastías Shang, Zhou y Han dominaron la producción de varios tipos de productos que eran importantes y únicos y, al eliminar los límites fronterizos, se convirtieron en bienes muy apreciados por los europeos gracias a la Ruta de la Seda.

 

Tal y como su nombre afirma, una de las mercancías más prestigiosas que circulaban en ella era la seda, cuya fabricación era un secreto que sólo los chinos conocían, aunque los romanos se convirtieron en grandes aficionados posteriormente. No obstante, muchos otros productos transitaban estas rutas: piedras, metales, telas de lana o de lino, ámbar, marfil, laca, especias, vidrio, corales y demás. Estos elementos eran pagados por los europeos con metales, lana, alfombras y vidrio -accesorios muy valorados por los habitantes del Este-.

 

¿Cómo descubrir la Ruta de la Seda en China en la actualidad?

La Ruta de la Seda pasaba por seis principales ubicaciones dentro de China que hoy en día siguen existiendo y que se han convertido en destinos turísticos para todo el que quiera descubrir el pasado y la tradición de este popular camino. A continuación te contamos la importancia de cada uno de estos lugares.

 

Mapa de la antigua ruta de la seda

 

 

1. Xian 

 

Es uno de los puntos más importantes de la ruta, puesto que aquí se dió el origen de siglos de tradición e intercambios culturales. Y es que, Xian fue el primer lugar de este camino comercial, que en aquel entonces era la capital del país, llamada “Changan” y donde residía la dinastía Han, quien envió al emisario Zhang Qian fuera de la región por primera vez, con el objetivo de combatir las tribus que no permitían acceder más allá de las fronteras de China. Qian logró su objetivo, y no solo eso, sino que mantuvo el contacto con diferentes civilizaciones que le ayudaron a  introducir caballos en el país -el principal medio de transporte- y crear caballerías.

 

 

Precisamente, en el centro histórico de Xian podrás apreciar una enorme plaza a la que acudían todas las personas que querían adquirir materiales de oriente en la Ruta de la Seda y observar cómo aún se conservan los restos de las murallas que saludaban a los comerciantes que recorrían este camino. Aunque, el punto más impactante de esta ciudad reside en el Museo de los Guerreros de Terracota, ya que se trata del mausoleo del Emperador Qin Shi Huang, el primero de la dinastía Qin que eligió ser enterrado con un formidable ejército de figuras de barro. 

 

guerreros de terracota de Xian

 

 

2. Beijing 

 

En la Ruta de la Seda de China, uno de los puntos más relevantes es Beijing, no solo por ser la casa de 24 emperadores chinos que fueron sucediendo uno a otro durante más de 500 años, sino también por la elaboración de la seda. Además, aunque fue uno de los destinos comerciales que más tarde abrió sus puertas a Occidente, llegó a recibir a millones de comerciantes, motivo por el que cuenta con uno de los Mercados de la Seda más relevantes del territorio.

 

Mercado de la seda en Beijing

 

Otra de las peculiaridades de Beijing es el Templo del Cielo -o Tian Tan-, uno de los mayores recintos sagrados en China, donde se realizaban ofrendas y sacrificios al cielo para pedir a los dioses una buena cosecha. En la dinastía de los emperadores Ming, los habitantes de Beijing se acercaban a realizar ofrendas de todo tipo, incluida la seda de la más alta calidad.

 

Templo del cielo

 

 

3. Shanghai

 

Si vas a viajar a China desde España no puedes dejar de visitar Shanghai, popular en la Ruta de la Seda por dos de sus productos más importantes: el té chino y el casimir. Por lo tanto, si pasas por este sorprendente destino con motivo de descubrir este camino comercial, te recomendamos que visites una tradicional casa de té chino y una fábrica de casimir, donde, además, podrás aprender tanto la actual como la antigua elaboración de este material.

 

casa del té

 

 

4. Dunhuang 

 

Está ubicado junto al desierto de Taklamakán -uno de los más temidos en el pasado-, pero aún así, Dunhuang consiguió convertirse en la puerta de entrada de China a Asia central. Y, gracias a ello, otras culturas llegaron a esta ciudad, convirtiéndose, a partir del siglo I, en el centro principal del budismo chino.

 

Es popular por albergar las cuevas de Mogao o de los Mil Budas, un conjunto de hasta 500 santuarios excavados en la roca de diferentes cuevas que hoy son Patrimonio de la Humanidad. Cuenta con diferentes niveles y una extensión de unos 1.600 metros, por lo que te recomendamos que dediques un día entero a esta excursión.

 

5. Turfan

 

Si no sabes por qué viajar a China, es probable que después de visitar Turfán resuelvas esta duda. Y es que, en esta sorprendente ciudad encontrarás una preciosa antigua región vitivinícola -siendo el vino el principal elemento de distribución en la Ruta de la Seda-. Precisamente, cuenta con las Ruinas de Jiaohe y los Valles de los Viñedos, que lograron su máximo apogeo con la dinastía Tang.

 

Ruinas de Jiaohe en Turfan

 

 

6. Urumqi 

 

Urumqi

 

En un viaje a China por la Ruta de la Seda es imprescindible pasar por Urumqi y su mercado Er Dao Qiao. Su historia como bazar principal comenzó hace más de 130 años con la última dinastía Qing, atrayendo desde entonces a innumerables clientes de toda Asia central.

 

 

Es el bazar y centro comercial más grande del mundo y, en la actualidad, combina edificios de estilo moderno y antiguo islámico. Se trata de un símbolo de prosperidad, negocio y turismo en Xinjiang y muestra una característica arquitectura del estilo islámico de cuando diferentes etnias occidentales llegaron a través de la Ruta de la Seda y dejaron rastro de su propia religión.

 

En definitiva, viajar a China para descubrir la Ruta de la Seda es una de las mejores alternativas para comprender la importancia comercial del país en la época y admirar la evolución de las seis principales ciudades. Si quieres conocer este increíble camino, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que podamos gestionar tu viaje organizado a China y resolver cualquier duda que tengas.

 

Otros artículos que te pueden interesar