Conoce Pekín, la capital de China

China resulta tan inabarcable como atractiva, por eso cualquier viaje al país puede sorprendernos con una aventura.

Filtros P

China resulta tan inabarcable como atractiva, por eso cualquier viaje al país puede sorprendernos con una aventura. Pero Pekín debe ser una parada obligada si quieres palpar el pulso de China desde su capital. Una megalópolis de veintiún millones de habitantes donde conviven palacios, parques y templos escondidos con un tráfico caótico, tiendas y edificios modernos.

Acostumbrada a encerrarse en sí misma durante siglos, la cultura china con Pekín a la cabeza ha comprendido que necesita abrir sus puertas a Occidente. Todas sus maravillas –que no son pocas– están desde hace décadas al alcance de cualquiera que desee contemplarlas. En Destinos Asiáticos somos especialistas en organizar y diseñar viajes específicamente a esta parte del mundo, por lo que podemos ofrecerte viajes a Pekín a medida, que no encontrarás en ningún otro lugar.
Nuestros viajes a Beijing

Qué ver en Pekín



Los más de 1.600 Km2 de Pekín pueden resultar un auténtico laberinto de rincones que visitar, si no cuentas con ayuda. Por suerte, todos nuestros viajes a Pekín están diseñados celosamente para que no te pierdas nada esencial. Además, los guías– que son locales –hablan castellano, por lo que no tendrás ningún problema, ni mermará tu experiencia en absoluto. Por eso podrás disfrutar con todas las cosas que ver en Pekín que resultan imprescindibles.

La Plaza de Tiananmen y el Palacio Imperial –o Ciudad Prohibida– sin lugar a dudas serán protagonistas de cualquier viaje a Pekín que hagas. La primera es el auténtico símbolo de la China moderna y la Ciudad Prohibida atesora toda la riqueza histórica, cultural y artística del antiguo imperio asiático.

Si haces un recorrido de sur a norte en el Palacio Imperial de Pekín, podrás ver de cerca sus emplazamientos más destacados: el Salón de la Armonía Suprema, el Muro de los Nueve Dragones o la Gran Escalinata de mármol.Si quieres disfrutar de una vista impresionante, tanto del Palacio Imperial como de la ciudad de Pekín, desde la Colina del Carbón podrás lograrlo. Los jardines de Qianlong, que son un palacio dentro del palacio, albergan diversas joyas, entre las que destacan las esculturas más hermosas de toda la ciudad de Pekín.

Los Palacios de Verano y de Invierno son dos construcciones independientes que también figuran en todas las listas de lugares que ver en Pekín. El primero es fiel reflejo del espíritu de los últimos años de la dinastía Qing y sus réplicas de los puentes más reconocibles del sur de China son famosos. El Palacio de Invierno, a su vez, cuenta con una increíble construcción – La Pagoda Blanca – del año 1651 que conmemora la primera visita a La Ciudad Prohibida a Pekín del Dalai Lama.

Además de acoger otros templos que merecen una visita, como el de Lamas, el Templo del Cielo o el Templo de la Gran Campana, la Ciudad Prohibida es el punto de partida inicial ideal para conocer de cerca el monumento más imponente y espectacular del planeta: la Gran Muralla China. El tramo más visitado se sitúa en Badaling, en un paso entre montañas a setenta kilómetros de Pekín. Si vas a realizar un viaje a Pekín con nosotros te aseguramos que la visita a la Gran Muralla será uno de los momentos álgidos de tus vacaciones.

La capital de China cuenta con siete emplazamientos que son Patrimonio de la Humanidad, entre las más de 200 atracciones turísticas. Descúbrelos en Pekín con nosotros, ¡se convertirá en el viaje de tu vida!
Últimos artículos publicados en nuestro Blog