7 visitas obligatorias en un viaje a China

25/08/2021

En un viaje a China podrás descubrir una infinidad de monumentos, paisajes, actividades y lugares sorprendentes. Y es que, China es uno de los destinos más populares entre los viajeros de todo el mundo por la cantidad de sorprendentes sitios que esconde. Precisamente, una de las siete maravillas del mundo se encuentra en este país: la Gran Muralla China.

 

Sin embargo, planificar un viaje a este sorprendente destino puede ser complicado por la gran cantidad de posibilidades que ofrece. Por este motivo, a continuación encontrarás una lista de los 7 atractivos de China que son de obligada visita en un viaje por el país.

 

1. El Templo del Cielo 

 

Ubicado en Pekín, es uno de los templos más bonitos del país y una de las visitas más imprescindibles de China. El Templo del Cielo se construyó en 1420 por la dinastía Ming, aunque, posteriormente, también llegó a hacer uso del mismo la dinastía Qing para realizar sacrificios con el fin de pedir a los dioses por las cosechas. 

Templo del cielo en China

Es uno de los mayores templos en China y está formado por 273 hectáreas entre las cuales se reparten los distintos edificios que componen el templo. Además, se encuentra dentro de un parque del centro de Pekín, cerca de la plaza de Tiananmen, también conocido como Tiantan. Aún así, el edificio que más llama la atención dentro de este complejo es el Qingnian Dean,  un gran templo circular en el que los emperadores de las distintas dinastías hacían los ruegos en favor de las buenas y abundantes cosechas.

 

Otros de los edificios importantes de este complejo son, sin duda, la Bóveda Imperial del Cielo y el Salón de la Abstinencia. El primero era el edificio en el que se guardaban los elementos necesarios para la realización de todo este ritual de sacrificios, mientras que el segundo era la habitación en la que el emperador pasaba la noche anterior a la realización de los sacrificios. Tal es la importancia de todo el recinto del Templo del Cielo que en 1998 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

2. La Gran Muralla China, un indispensable de los viajes a China

 

Con una extensión de más de 20.000 kilómetros, de los cuales se conserva un 30%, y recorriendo el camino desde Dandong hasta Lop Lake, la Gran Muralla China es una de las siete maravillas del mundo. Esta sorprendente fortificación fue construida para proteger el imperio chino contra las invasiones de los nómadas eurasiáticos en el siglo VII a.C. 

La Gran Muralla China

Si vas a realizar un viaje a China, sin duda, no puedes dejar de visitar esta popular muralla, que fue construida a mano y a base de piedra, ladrillo, tierra apisonada y madera, entre otros elementos. Especialmente, destaca el muro construido en el año 220 a.C. por Qin Shi Huang, el primer emperador de China. Aunque, hoy en día permanece una pequeña parte de esta pared, que ha tenido que ser reconstruida y actualizada, quedando únicamente la parte que proviene de la dinastía Ming.

 

Para acceder a este lugar, lo más recomendable es entrar por Badaling, ya que es uno de los accesos más populares, el más fácil y el mejor conservado. Esta localidad se encuentra a 75 kilómetros de Beijing, que implican alrededor de una hora y media en coche -aunque existe acceso en tren y bus también-. 

 

Sin embargo, si prefieres evitar un gran tránsito de turistas, también puedes optar por el acceso a través de Juyongguan, relativamente cerca de Badaling, que tiene un camino más tranquilo sin aglomeraciones, pero su conservación está un poco más deteriorada.

 

3. El Parque Nacional forestal de Zhangjiajie 

 

Todo el que vaya a viajar a China desde España debe realizar una parada en el Parque Nacional forestal de Zhangjiajie en la provincia de Hunan, el primer parque forestal del país y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1992. Este exótico lugar forma parte del área de Wulingyuan, con 397,5 kilómetros cuadrados clasificados como geoparque.

Parque Nacional Zhangjiajie

El paisaje es espectacular en este entorno natural, de hecho, una de las montañas más altas -1080 metros de altura- con forma de columna, anteriormente era conocida como la Columna del Sur, pero fue renombrada en enero de 2010 como Montaña Aleluya de Avatar, por haber servido de inspiración a esta popular película.

 

Para visitar el área completa de este parque, lo más común es comprar un billete, que es válido por cuatro días consecutivos. Dentro del mismo, tendrás diferentes autobuses que te ayudarán a desplazarte por diferentes puntos, aunque lo ideal es contar con una guía turística que pueda explicar adecuadamente la historia y la naturaleza del lugar.

 

4. Los Guerreros de terracota de Xian 

 

Los Guerreros de terracota son un conjunto de más de 8000 figuras de guerreros y caballos de terracota a tamaño real, que fueron enterradas cerca del primer emperador de China de la Dinastía Qin, Qin Shi Huang, para que así, si el enemigo conseguía entrar en la tumba del rey, creyera que tiene un ejército protegiéndolo. Para ello, los guerreros se colocaron en formación de batalla en tres fosos y a un kilómetro y medio de la tumba.

Precisamente, se encuentran dentro del Mausoleo de Qin Shi Huang y fueron descubiertos durante unas obras para un abastecimiento de agua en 1974 cerca de Xi’an. Asimismo, 13 años después de su aparición se consideraron Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y, hoy en día, son un imprescindible en todo viaje a China.  

Los Guerrero de Terracota China

 

5. Viaje a China: descubre Fenghuang 

 

Considerado como el pueblo más bonito de China, Fenghuang está situado en una localización recóndita a la que merece la pena llegar si vas a realizar un viaje a China solo por los encantos de sus casas de madera y el paso del río Tuo que decoran este paisaje que parece salido de un cuento.

Conocer Fenghuang

Los puentes son uno de sus principales encantos, entre los que destacan el majestuoso Puente Hong de dos niveles, el puente de  Fenghuang que cumple con el mismo estilo del Puente Vecchio en Florencia y el puente de tablas y piedras, para los más atrevidos que se atrevan a pasar por unas tablillas de piedra o madera al borde del agua del río.

 

6. Las gargantas del Yangtze 

 

La presa de las Tres Gargantas es la planta hidroeléctrica más grande del mundo en extensión situada en el curso del río Yangtsé. Fue propuesta en 1950 por el Partido Comunista de China Mao Zedong, pero no comenzó su construcción hasta 1993, con el objetivo de responder a la creciente demanda energética del delta del Yangtsé, y también para intentar reducir las inundaciones del río. 

Las gargantas del Yangtze 

En 2006 comenzó a funcionar esta planta que en la actualidad es considerada como uno de los puntos panorámicos más populares de China, y es que, las Tres Gargantas del río Yangtze se extienden por 200 kilómetros y sus acantilados alcanzan cientos de metros de altura, de hecho, las cimas pueden llegar a alcanzar hasta 2000 metros de altitud. 

 

Para conocer este popular lugar, deberás acercarte a Fengjie -el comienzo del tramo de la presa- y terminar el camino en el pueblo de Yichang. Allí el río corta unas impresionantes formaciones calizas y graníticas que han dado lugar a las tres famosas gargantas que le dan nombre: Qutang, Wuxia y Xiling.

 

7. Gran Buda de Leshan 

 

Si todavía no sabes por qué viajar a China, puede que el Gran Buda de Leshan se convierta en el objetivo principal de tu visita al país. Se trata de la estatua esculpida en piedra de Buda más alta del mundo, construida durante la dinastía Tang y tallada en un acantilado cerca de los ríos Min Jiang, Dadu y Qingyi. En concreto, la escultura está frente al monte Emei y el agua de estos ríos corre por los pies de esta deidad.

El Gran Buda de Leshan

Es también Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO en 1996, y no es para menos, ya que sus 71 metros de altura y 28 de ancho causan un gran impacto a todo el que se acerca a conocer esta sorprendente obra de arte.

 

En definitiva, China es un país lleno de encantos que no deja de sorprender a sus viajeros con su milenaria historia, sus increíbles paisajes y su exótica naturaleza. Si quieres conocer el país, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que podamos organizar tu viaje a China.

 

Otros artículos que te pueden interesar