4 Inventos Japoneses Sorprendentes

Japón es un país muy fácil de adorar por su gastronomía, su arquitectura, sus festivales, su cultura y su milenaria historia. Pero también por la inventiva de sus ciudadanos, que unas veces desemboca en inventos de lo más práctico y, otras, en las locuras más geniales. Aquí te presentamos algunos ejemplos:

El váter inteligente: denominados Washlets por la marca que los comercializó primero, son una mezcla de bidé y váter de alta tecnología. La mayoría permite elegir la temperatura de la taza, la presión del chorro de limpieza que puedes activar tras hacer tus necesidades, poner la radio, la temperatura del secador para las «zonas nobles» y un largo etcétera. Toda una proeza de la ingeniería.

robot asimo

ASIMO: El germen de lo que serán en un futuro los robots antropomorfos como los conocemos por las películas es japonés, se llama ASIMO (siglas de «Advanced Step in Innovative Mobility») y fue creado por Honda en el año 2000. Desde entonces su capacidad de movilidad y aplicaciones han aumentado de forma exponencial. Así que cuando dentro de unos años compartamos con ciborgs nuestras tareas del día a día, recordad que todo eso empezó en Japón.

cutter_herramienta

Cutter: este práctico y famoso utensilio de corte es también un invento japonés. Algo que no nos sorprende una vez que analizamos que es un objeto de lo más sencillo e ingenioso a la vez. Una prueba de ello es que sus hojas estén «craqueladas» por secciones para poner prescindir de las que se van quedando sin punta o sin filo. Y además, la hoja es retráctil: la seguridad ante todo.

karaoke

La suit karaoke: El propio karaoke ya es un llamativo invento japonés que hace furor en todo el mundo, pero los nipones lo han llevado un paso más allá creando hace mucho las suits karaoke: habitaciones completas con sofá y todo el equipamiento para desgañitarte solo o con tus amigos con tus canciones favoritas con toda privacidad. Un secreto: muchos tokiotas, cuando pierden el tren de madrugada, deciden alquilarse una de estas suits para pasar la noche porque son muy cómodas y (en general) mucho más baratas que un hotel.

Otros artículos que te pueden interesar