Takayama: el encanto del Japón histórico

Takayama – o Hida-Takayama, para diferenciarla de las numerosas localidades de Japón con el mismo nombre – es una pequeña ciudad de la región montañosa de Hida, en la prefectura de Gifu.

Filtros P

Takayama – o Hida-Takayama, para diferenciarla de las numerosas localidades de Japón con el mismo nombre – es una pequeña ciudad de la región montañosa de Hida, en la prefectura de Gifu. Es un destino vacacional muy apreciado, tanto por los visitantes extranjeros como por los propios japoneses.

Su ubicación en los Alpes nipones y la belleza y autenticidad de su casco histórico, que no se ha modificado demasiado con el paso del tiempo, la convierten en un emplazamiento donde el tiempo parece haberse detenido, y donde pueden palparse la riqueza histórica de Japón y sus hermosas tradiciones.
Nuestros viajes a Takayama

¿Qué ver en Takayama?



Una vez en Takayama, una de las actividades más recomendables es pasear por el casco histórico de la ciudad. Especialmente por las calles principales: Ichinomachi, Ninomachi y Sannomachi. Las casas y edificios de esta zona, que datan del periodo de Edo, están en perfecto estado de conservación y reflejan el momento histórico en el que Takayama era un próspero pueblo de comerciantes. Pueden visitarse muchas de ellas, hoy transformadas en museos, tiendas de artesanía, museos y negocios variopintos.

El río Miyagawa es cruzado por numerosos y pintorescos puentes de estilo tradicional que también merecen una visita. El santuario Hida Kokubun-Ji es uno de los más antiguos de Takayama, merece la pena ser disfrutado con calma y cuenta con varios atractivos interesantes, entre los que destaca un árbol gingko de 1.000 años de antigüedad.

El sake tiene una importancia vital en la historia, la cultura y el comercio japonés. Como ocurre con el vino occidental, es todo un mundo por descubrir y, en Takayama, esta industria tiene notable importancia. Visitar alguna de las fábricas de sake, comprobar los métodos tradicionales de elaboración e incluso participar en alguna cata seguro que te abre las puertas a un mundo nuevo. Llevarse una botella de sake de alguna de las especialidades locales o un artículo lacado shunkei – especialidad de Takayama – será un estupendo recuerdo de tu viaje.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog