Nagoya: la gran desconocida de la zona central de Japón

Aunque es la cuarta ciudad en importancia de Japón y la más destacada de la zona centro a aproximadamente dos horas de distancia en tren bala desde Tokio, Nagoya suele ser un punto de paso para muchos turistas.

Filtros P

Aunque es la cuarta ciudad en importancia de Japón y la más destacada de la zona centro a aproximadamente dos horas de distancia en tren bala desde Tokio, Nagoya suele ser un punto de paso para muchos turistas. Y es que, las zonas como Takayama o Shirakawago, suscitan un mayor interés. No obstante, la ciudad tiene muchísimas cosas que ver y, aunque puede ser una gran desconocida, sin pretenderlo, sorprende a quien quiera sumergirse un poco más a fondo en ella.
Nuestros viajes a Nagoya

¿Qué ver en Nagoya?



Uno de los reclamos turísticos más visitados de Nagoya es el puente Shinkyo. Es bastante conocido por su torre de cinco pisos, que está coronada por una pareja de delfines dorados. En su interior encontrarás un museo, y también merece la pena darse una vuelta por los jardines que rodean el castillo de Nagoya, una de las construcciones más antiguas y auténticas del lugar.

El Museo de Arte Tokugawa es el punto principal si eres amante del arte y te interesan las tradiciones japonesas y todo lo que envuelve a esta cultura, en relación a sus manifestaciones artísticas. Aquí encontrarás colecciones de pintura, caligrafía y cerámica pertenecientes a la familia Tokugawa.

Además del Palacio de Nagoya, el Santuario Atsuta-Jingu – junto a sus jardines e instalaciones anexas – es un importantísimo monumento que debes visitar si viajas a esta ciudad. Data del siglo III, es uno de los santuarios sintoístas más importantes del país y en su interior conserva la «Espada para cortar hierba», uno de los tres preciados tesoros de la corona Imperial. El santuario cuenta con un restaurante, donde te recomendamos que pruebes los famosos fideos kishimen, realmente típicos de Nagoya.

De hecho, además de todos los monumentos, parques, santuarios, museos y edificios de la ciudad, explorar su exquisita gastronomía es una actividad prácticamente imprescindible. Además de los mencionados fideos kishimen, Nagoya es conocida por platos como las alitas de pollo tebasaki o la carne misokatsu, entre otros.

Dado que en Japón hay muchas cosas que ver y disfrutar, Nagoya no suele ocupar los primeros puestos en las listas de prioridades de los turistas pero, como has podido comprobar, hay infinidad de cosas que hacer y que ver; muchas más de las que hemos resumido aquí. No dudes en consultarnos para diseñar la mejor experiencia de viaje para ti.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog