El castillo de Nijo

El castillo de Nijo fue la primera residencia del shogun Tokugawa, construido en 1603 y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1994.

Filtros P

El castillo de Nijo fue la primera residencia del shogun Tokugawa, construido en 1603 y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1994. Se trata de un entorno de aproximadamente 275.000 metros cuadrados ubicado en Kyoto, la que fue la capital de Japón durante más de 1.000 años y el centro de arte, cultura y religión del país. A día de hoy, esta ciudad todavía conserva las ancestrales tradiciones y los antiguos edificios; ejemplo de ello es el castillo de Nijo.

Esta construcción está compuesta por varios edificios así como por preciosos y cuidados jardines que hacen del castillo de Nijo en Kioto un lugar único donde contemplar la arquitectura y la decoración al más puro estilo japonés.
Nuestros viajes a Castillo de Nijo

Atractivos de interés en el castillo de Nijo



Al llegar al castillo de Nijo, lo primero que se ve es la entrada de acceso, en este caso la Puerta Karamon, que ha sido rehabilitada en los últimos años.

Una vez dentro, se observa el primer edificio: el Palacio Ninomaru. Este ocupa alrededor de 3.300 metros cuadrados, y es una construcción de estilo japonés con elegante y lujosa decoración tanto en oro como en madera.

Algunos de los aspectos que más llaman la atención de esta parte del castillo de Nijo son, por ejemplo, las salas de tatami, donde se encuentran los techos y las puertas correderas, o los suelos de ruiseñor. Esto suele ser bastante curioso para los visitantes, ya que por aquel entonces era una medida de seguridad: al pasar por encima, chirrían, por lo que era una forma de evitar asaltos.

Después de visitar el palacio, la siguiente atracción es el jardín Ninomaru, también de tradicional estilo japonés. En esta zona verde del castillo de Nijo se pueden observar muchísimas especies de árboles como cerezos o arces, entre otros así como lagos, islotes, estanques, etc.

Antiguamente, en este mismo jardín se situaba el palacio Honmaru y la torre de defensa. Pero, tras un incendio en el siglo XVIII, ambas construcciones desaparecieron y a día de hoy este edificio es la residencia del Palacio Imperial de Katsura.

Visitar el castillo de Nijo en Kioto es una opción genial para conocer el auténtico estilo de la arquitectura y la decoración japonesa más tradicional. Para realizar esta visita durante tu viaje a Japón y sacarle el máximo partido a tu estancia, ponte en contacto con nosotros.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog