Nueva Delhi: una megalópolis magnífica, un universo dentro de India

La ciudad de Delhi es, para gran parte de los viajeros a la India, la puerta de entrada al país.

Filtros P

La ciudad de Delhi es, para gran parte de los viajeros a la India, la puerta de entrada al país. También puede ser la última etapa del recorrido. De cualquier modo, es una de las estaciones imprescindibles con las que debe contar todo viaje a India. Se trata de una ciudad inabarcable, en dimensión, densidad de población y contrastes. Y también en atractivos.

Nueva Delhi es como un universo comprimido donde puede obtenerse una pequeña muestra de todo lo que la India tiene para ofrecer. Puede mostrar las facetas más extremas de la sociedad india actual. Se observan sin reparo sus tesoros y joyas turísticas y culturales más magníficas, al mismo tiempo que sus carencias más dolorosas.

Una inmersión en Nueva Delhi, un paseo por la Vieja Delhi, un recorrido por los distritos de la ciudad y un vistazo a sus diversas maravillas es una experiencia que, en la mayoría de los casos, transforman al visitante para siempre, pues nunca deja indiferente. Si dejas que Destinos Asiáticos te acompañe en tu viaje, podrás conocer cada rincón, disfrutar del aroma de las especias y empaparte de su caótico y encantador carácter.
Nuestros viajes a Delhi

¿Qué ver en Nueva Delhi?



En una urbe tan inmensa – con más de veinte millones de habitantes, según estimaciones del año 2020 – resulta complicado decantarse por sólo un puñado de puntos interesantes. Sin embargo, si tenemos que destacar los principales, el Fuerte Rojo debe encabezar la lista. Se trata del mayor monumento de Vieja Delhi, una fortaleza de gruesas murallas de piedra arenisca rojiza, construida con torretas y bastiones, que se alzan sobre un amplio foso seco. Es un poderoso testimonio del poderío y la grandeza del imperio mongol.

La India no puede entenderse sin acudir al misticismo y la espiritualidad. Por eso, Jama Masjid merece tu atención. Se trata de la mezquita más grande de la India, con capacidad para albergar a unos 25.000 fieles. Uno de sus principales atractivos son sus tres cúpulas de mármol que coronan la sala principal de plegaria, en la cara orientada a La Meca.

Unas escaleras al río sagrado



Las escaleras en las orillas del río, conocidas como Ghats, se construyeron por orden de Sha Jahan cuando fundó la ciudad. Estas escalinatas, que llegan hasta las aguas del Ganges, se han usado durante siglos para la oración y para el ritual de la incineración de los muertos, pero también para actividades más prosaicas como lavar la ropa o bañarse.

La Puerta de la India, conocida también como el «Memorial de Todas las Guerras Indias» también es un monumento importante y tiene una enorme semejanza con el Arco del Triunfo francés. Se erigió como homenaje a los más de 90.000 soldados caídos en defensa del Imperio Británico durante la I Guerra Mundial. Aunque con el tiempo se han ido añadiendo nombres de soldados de otros conflictos.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog