La Ciudad Prohibida

La Ciudad Prohibida es un complejo de palacios ubicado en Pekín, al norte de la plaza de Tiananmen y compuesto por 980 edificios que ocupan 72 hectáreas

Filtros P

La Ciudad Prohibida es un complejo de palacios ubicado en Pekín, al norte de la plaza de Tiananmen y compuesto por 980 edificios que ocupan 72 hectáreas. Fue construido entre 1406 y 1420, y durante casi 500 años, desde la dinastía Ming hasta la dinastía Qing, ha sido la residencia oficial de los emperadores chinos. Además, en el año 1987, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y considerado, también por la UNESCO, el mayor conjunto de estructuras antiguas de madera de todo el mundo.
Nuestros viajes a Ciudad Prohibida

¿Qué ver en la Ciudad Prohibida?



Este atractivo turístico es uno de los principales lugares que visitar durante una estancia en Pekín. Y es que, la Ciudad Prohibida de China es un complejo lleno de salones, pabellones y museos que hacen de este complejo algo único.

Por ejemplo, uno de los edificios más destacados de la Ciudad Prohibida es el salón de la Armonía Suprema. Se trata de la construcción más importante de todo el país así como la estructura de madera más alta de todo el mundo. Por otro lado, el Salón de la Armonía Central es otro de los que más llama la atención, famoso por ser el lugar donde el emperador descansaba y donde se reunía con los ministros.

Además, la muralla y el foso de casi 50 metros de ancho que rodea la Ciudad Prohibida de Pekín es otra de las construcciones más destacadas de este lugar. Por supuesto, tanto la muralla como el foso fueron construidos con el fin de garantizar la seguridad de la Ciudad Prohibida.

Asimismo, en el interior de la Ciudad Prohibida de la China Imperial hay un pequeño museo, en concreto en el Salón de la Longevidad, en el que están expuestos algunos de los objetos de mayor valor, como joyas, esculturas y elementos decorativos de oro, plata y jade, entre otros. Cabe destacar que estos tienen un gran interés, ya que la mayor parte de estas piezas han sido destruidas a lo largo de la historia de China.

Por último, también hay parques y jardines de gran belleza en la Ciudad Prohibida, como es el caso del Jardín Imperial al más puro estilo chino. Esta zona cuenta con árboles, rocas, flores y esculturas, e incluso un pino de más de 400 años, símbolo de la armonía entre el emperador y la emperatriz.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog