Te contamos qué ver en Sydney, la ciudad más vital de Australia

Aunque Australia está plagada de atractivos vinculados a la naturaleza salvaje del país, a la cultura aborigen y a las inmensas extensiones de terreno prácticamente virgen, la apasionante vida urbana de sus grandes ciudades bien merece una visita detenida.

Filtros P

Aunque Australia está plagada de atractivos vinculados a la naturaleza salvaje del país, a la cultura aborigen y a las inmensas extensiones de terreno prácticamente virgen, la apasionante vida urbana de sus grandes ciudades bien merece una visita detenida. Sidney es una de estas ciudades: vital, diversa, vibrante y con infinidad de reclamos para los turistas y los visitantes extranjeros. Desde una colorida y variada vida nocturna hasta unas estupendas playas, pasando por una inquieta vida cultural.

Desde luego, no puedes dejar de visitar el Opera House que es, no sólo el edificio – y al mismo tiempo el monumento – más reconocible y característico de Sidney, sino el emblema australiano por excelencia en todo el mundo. Esta impresionante estructura, que es una de las construcciones contemporáneas más famosas del mundo, fue diseñada por el prestigioso arquitecto Jørn Utzon.

La Unesco proclamó al edificio como Patrimonio de la Humanidad en el año 2007. Se utiliza no sólo para representar óperas, sino también conciertos, espectáculos de danza, ballet, teatro y otro tipo de artes escénicas, por lo que es el corazón cultural de la ciudad y de buena parte de Australia. La zona exterior del edificio también suele ser la sede de multitud de celebraciones y actividades culturales, desde conciertos hasta proyecciones audiovisuales sobre su fachada o shows de fuegos artificiales.

Las playas de Bondi Beach y Manly también son lugares que ver en Sidney que merecen la pena. Ambas son de las más conocidas y frecuentadas de Sidney, aunque probablemente Bondi Beach se lleve la palma. Está considerada una de las mejores playas del mundo, codiciada por surfistas y amantes de las actividades deportivas más diversas. Y también adaptada para ser disfrutada por familias con niños pequeños. Manly, aunque es muy conocida y visitada por turistas y locales, quizás es algo más tranquila, si quieres un ambiente relajado.

Desde Destinos Asiáticos también te recomendamos un paseo por el Puente de la Bahía. Fue construido en 1932 y es otro de los símbolos de los que los habitantes de Sidney se sienten más orgullosos. Cruzarlo a pie puede ser una grata experiencia gracias a las preciosas vistas a las que se tiene acceso desde allí.

También es aconsejable un vistazo a los Royal Botanic Gardens. Este enorme jardín es el destino preferido para hacer picnic en la ciudad, además de uno de los puntos de encuentros de la gente local que sale a correr o a hacer deporte. Inició su actividad en 1816 e incluye plantas propias del país y también muchos especímenes extranjeros. Su ambiente es muy relajado e incluso hay un rótulo cerca de la entrada que reza: “Pasee por la hierba. Le invitamos a oler las rosas, abrazar a los árboles, hablar con los pájaros y merendar sobre el césped”. No se puede dejar de visitar aquí el jardín de las rosas, el de plantas espinosas y la pirámide de cristal del Tropical Center.
Nuestros viajes a Sydney
Últimos artículos publicados en nuestro Blog