Tashkent, la capital uzbeka: qué ver y hacer

14/01/2022

Hay ciudades que no tienen un papel protagonista dentro del imaginario colectivo, pero no por ello dejan de ser verdaderas perlas ocultas para visitar. Un claro ejemplo es el de Tashkent, la capital de Uzbekistán. Con más de dos millones de habitantes es la mayor ciudad de Asia Central y uno de los centros económicos, científicos y culturales más grandes de la zona central de Asia. 

 

Dónde está Tashkent 

 

La ciudad de Tashkent está situada en la parte oriental del país, muy cerca de las fronteras con Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán, siendo una de las principales puertas de entrada al país. Cuenta con el Aeropuerto Internacional de Taskent, el de mayor tamaño situado en Asia Central, por lo que representa un núcleo urbano de lo más conectado con el resto del mundo.

 

 

Un viaje a Uzbekistán entraña multitud de sorpresas agradables y una de ellas es respirar el ambiente cultural de Tashkent. Como en 1966 sufrió un devastador terremoto que acabó con gran parte de su patrimonio arquitectónico, la ciudad fue reconstruida y tras la caída de la URSS en 1991 se convirtió en la capital de la república de Uzbekistán. 

 

Requisitos para viajar a Uzbekistán (Tashkent incluido)

 

Los ciudadanos de España no precisan visado para la estancia en la República de Uzbekistán por un período de 30 días con fines turísticos, explica el Ministerio de Exteriores del Gobierno de España, el mismo que indica que la moneda local es el som y, en principio, solamente se puede pagar con ella. Se recomienda viajar con el suficiente dinero en efectivo para cubrir todas las necesidades durante la duración completa del viaje. Los cajeros automáticos son escasos.

 

Qué ver en Tashkent

 

Chorsu Bazaar 

 

Al ser Tashkent un lugar que perteneció a la legendaria Ruta de la Seda, su aire de comercio y de intercambio cultural a través del mercado es una realidad que sigue muy viva y se puede comprobar con facilidad en el Chorsu Bazaar, el bazar más antiguo de la ciudad, donde cada día se arman puestos de todo tipo: fruta, verdura, quesos, carne… Es un estallido de colores y olores que muestran de forma fidedigna la idiosincrasia de los de uzbekos. Se organiza en el interior de un gran edificio con una inmensa cúpula azul. Dentro del caos de este tipo de bazares impera cierto orden de ubicación de los distintos tipos de comida o souvenirs.

 

 

 

Uno de los metros más bonitos del mundo 

 

Sin duda alguna, una de las joyas que alberga Tashkent es su metro. Fue construido en los años 70 en plena guerra fría y hasta 2019 no se podía fotografíar, ya que las autoridades uzbekas alegaban que había motivos de seguridad detrás de la decisión, al considerar las estaciones zonas militares. Se trata del único metro de Asia Central y cuenta con tres líneas y 29 estaciones. Lo que le convierten en uno de los metros más bonitos del mundo es su mezcla de mármol y cerámicas que combinan detalles de la grandeza del Imperio Ruso con las particularidades de la cultura uzbeka. 

 

 

 

Plaza y museo de Amir Timur 

 

La plaza más característica en el centro de Tashkent está dedicada al comandante y estadista del siglo XIV Amir Timur, que fundó un estado centralizado y unido compuesto de 27 países en el vasto territorio que abarcaba desde el Mar Mediterráneo hasta la India. El zócalo contiene una inscripción del famoso lema de Amir Timur en cuatro idiomas “El Poder está en la Justicia”. 

La Plaza de Amir Timur está rodeada por los edificios del Hotel Uzbekistán, la Universidad de Leyes (antiguo gimnasio para mujeres), el Museo Amir Timur, las Campanas de Tashkent y el Foro del Palacio, una de las más grandiosas estructuras arquitectónicas en Tashkent.

 

El museo Amir Timur

 

Centrándonos en el Museo Amir Timur, inaugurado en 2006, se estableció para conmemorar el cumpleaños número 660 de Amir Timur. La cúpula azul y el interior ornamentado del museo hacen referencia a la arquitectura islámica de Asia central. La colección del museo consta de antiguos manuscritos, pinturas y grabados de la época de Timur. La colección también incluye un Corán de Siria del siglo XIV.

 

Torre de la Televisión de Tashkent 

 

Es una torre de comunicaciones de 375 metros de altura. Su construcción comenzó en 1978 y empezó a funcionar seis años después, en 1985. Es la estructura más alta de Uzbekistán y la segunda más alta de Asia Central, sólo por detrás de la central térmica de Ekibastuz, en Kazajistán. Se trata de una estructura vertical fabricada de acero. La torre tiene una plataforma de observación a 97 metros de altura, desde la que podrás admirar la ciudad en tu viaje a Tashkent.

 

Plaza de la Independencia 

 

Es el mayor símbolo de la ciudad. Lugar de las celebraciones nacionales y enclave para homenajear la independencia como país de Uzbekistán. En la plaza se encuentra el Senado, y en el centro, el Monumento de la Independencia, que consta de un obelisco, un globo terráqueo (con Uzbekistán ampliado) y la estatua de una mujer (la madre patria). A la entrada hay representaciones de cigüeñas, como símbolo de paz y tranquilidad. Es, sin duda, otra de las cosas que ver en Tashkent.

 

 

 

El Tashkent más cultural 

 

En el cajón de cosas que ver en Tashkent tiene especial protagonismo su reclamo cultural con varios museos destacados, el Complejo Hazrati Imam o el Teatro Ópera Navoi. En un viaje a Uzbekistán no pueden faltar estos reclamos de la cultura uzbeka.   

 

Complejo Hazrati Imam 

 

Se trata del epicentro religioso de Tashkent y es un grupo de edificios con las características cúpulas turquesas tan representativas del país. En este complejo podrás encontrar la mezquita de Tillya Sheikh, donde, según cuentan, se conserva un cabello dorado del profeta Mahoma y la mezquita Hazrati Imam, con un minarete de unos 50 metros de alto. También hay dos madrazas singulares. Madraza es el nombre árabe de las escuelas consagradas al estudio de la ciencia religiosa. Generalmente se encontraban ubicadas junto con las mezquitas e incluían sala de oraciones y estancias para los alumnos.

 

 

En el complejo Hazrati Imam podrás encontrar la Madraza de Barak Khan, con un gran patio en el que hoy se pueden ver los trabajos de algunos artesanos locales, y la Madraza Muyi Muborak, donde se conserva uno de los ejemplares del Corán de Osman, toda una reliquia sagrada que, según los musulmanes, es el más antiguo del mundo (S. VII).

 

Amplia oferta de Museos 

 

En Tashkent destaca el Museo Estatal de Artes Aplicadas, cuya visita es obligatoria si quieres aprender más sobre la artesanía uzbeka, con su llamativa cerámica de Rishtan. Otros museos que visitar son el Estatal de Arte de Uzbekistán, el del Ferrocarril o el de Astronomía.

 

 

 

Teatro Ópera Navoi 

 

Se considera patrimonio nacional de Uzbekistán y es la sede de la cultura musical y teatral del país. Desde hace más de ochenta años el teatro perfecciona su profesionalidad creando las únicas e irrepetibles obras del arte nacional en los campos musical y escénico.

 

 

Tashkent es uno de esos destinos que, en un principio, no aparecían en tu imaginario, pero que, cuando buceas en sus calles, te ofrecen una aventura de la que no te olvidarás jamás. Descúbrelo con nosotros en un viaje a Uzbekistán, ¡no te arrepentirás!

 

Otros artículos que te pueden interesar