El Triángulo de Oro y su precioso entorno natural son uno de los atractivos turísticos imprescindibles en un viaje a Tailandia. Visitar el punto en el que las fronteras entre Tailandia, Laos y Myanmar convergen, en las aguas del río Mekong en Chiang Rai, es una de las excursiones más populares entre los turistas. Si, antes de ir al Triángulo Dorado de Tailandia, quieres conocer todas sus curiosidades, en este post podrás averiguarlo todo. 

Chiang Rai es una ciudad que se encuentra al norte del país, a casi 800 kilómetros de Bangkok. Se trata de un lugar que destaca por su belleza natural y su estilo rural, ya que es una ciudad pequeña y tranquila. En Chiang Rai hay muchísimas cosas para hacer y templos que visitar, de ahí que sea uno de los sitios más visitados por los viajeros. Y por supuesto, allí también se encuentra el Triángulo de Oro. Para poder disfrutar en un mismo viaje tanto del turismo como de la naturaleza, la mayoría de los tours a Tailandia de Destinos Asiáticos recorren esta zona. 

Seguramente, si estás organizando un viaje a Tailandia, hayas leído en varias ocasiones que el Triángulo dorado es de visita obligatoria. Pero, ¿qué es el Triángulo de Oro de Tailandia exactamente? Es la zona del río Mekong donde las fronteras de Tailandia, Laos y Myanmar convergen. Este lugar fronterizo debe su nombre al gran volumen de opio que se cultivaba en la zona antes de que su consumo fuera prohibido en Tailandia y a las transacciones que se pagaban en oro. Hoy en día, en vez de opio, se producen café y té. 

Qué hacer en el Triángulo de Oro

Para empezar tu recorrido te recomendamos realizar una excursión por el triángulo dorado del Río Mekong y sus alrededores. Esta es una de las excursiones típicas cuando estás en el norte de Tailandia y hay varias maneras de realizar este recorrido. El trayecto más corto, dura 30 minutos y se realiza desde Chiang Rai o puedes realizar el recorrido de 40 minutos de duración en barco. Si por el contrario quieres una ruta más larga, de 3 horas y media, puedes realizarlo desde Chiang Mai, o realizar el trayecto de varios días, aunque no es lo más cómodo ni recomendable.

En el Triángulo de Oro se pueden encontrar varios lugares de interés, como por ejemplo, el Museo del Opio. Es una de las visitas más recomendadas de la zona, ya que muestra la historia del tráfico de opio de Chiang Rai. Además, también exhibe las consecuencias de su consumo así como las políticas que consiguieron eliminar su producción. Por otra parte, también se recomienda la visita a La Casa del Opio,  un peculiar museo donde se puede encontrar una pequeña colección de productos artesanos e información sobre su cultivo en las tribus locales del norte.

También puedes visitar un poblado de las minorías étnicas como Akha y Yao. O conocer a las Padaung, o mujeres  jirafa, pertenecientes al grupo étnico Kayan. Para que estas mujeres puedan lograr su singular aspecto, se les cubre el cuello con anillos de latón en espiral desde la edad de 5 años. Desde ese momento hasta que cumplen los 12, se añade una bobina más por cada año cumplido, creando este efecto de cuello de jirafa. Las mujeres Padaung tienen un talento especial para crear telas y prendas de vestir hermosas mediante técnicas del telar, bordado y el punto de cruz.

Otra de las actividades más populares en el Triángulo de Oro de Tailandia son las excursiones en barco por el río Mekong y sus alrededores.Esta es una de las excursiones típicas cuando estás en el norte de Tailandia y hay varias maneras de realizar este recorrido. El trayecto más corto, dura 30 minutos y se realiza desde Chiang Rai o puedes realizar el recorrido de 40 minutos de duración en barco. Si por el contrario quieres una ruta más larga, de 3 horas y media, puedes realizarlo desde Chiang Mai, o realizar el trayecto de varios días, aunque no es lo más cómodo ni recomendable. Estas rutas son la ocasión perfecta para contemplar los tres países desde el agua y conocer sus preciosos paisajes, como los campos de cultivo, las imponentes montañas o las aldeas situadas en las orillas de río. La gran mayoría, además, desembarcan en la isla Don Sao (Laos), donde se pueden encontrar varios puestos de souvenirs. También es recomendable subir al Golden Triangle View Point, el mirador que ofrece las mejores vistas del cruce de los ríos Mekong y Ruak.  

Templos en la zona del Triángulo de Oro

Muy cerca del Triángulo de Oro de Tailandia, se pueden encontrar muchísimos templos que, sin duda, merece la pena visitar. Por ejemplo, el Wat Doi Suthep en Chaing Mai, que recibe el mismo nombre de la montaña en el que se ubica. Este es un importante centro de peregrinación para los budistas, que llama la atención no solo por su belleza, sino por su agradable ambiente y sus increíbles vistas. Como elemento principal, tiene una pagoda dorada o chedi que destaca por encima de las demás construcciones del lugar. Alguno de los elementos más llamativos que verás contemplan la estatua del elefante blanco que se encuentra en la entrada, La Brahma, que es una réplica del buda esmeralda de Bangkok, pinturas murales, entre otros.

Otro templo que no puedes dejar de visitar es el Wat Phra That Doi Kham (Templo de la montaña de Oro),uno de los más antiguos del país con su enorme Buda blanco y dorado situado a la entrada. También cuenta con un mirador que ofrece unas preciosas vistas a la ciudad Chiang Mai.  Otra de las visitas obligadas cuando te encuentres en Chiang Mai, incluyen el templo Wat Phra Singh que posee el estatus de templo real otorgado por el rey Ananda Mahidol en 1935. Lo más característico de este templo es la estupa o chedi dorada y el Phra Buda Sihing. En conjunto, estos elementos hacen de este templo, uno de los más bonitos, más grandes y más conocidos de la ciudad.

Por su parte, el templo Blanco o Wat Rong Khun en Chiang Rai es otro de los que merece una visita. Con influencias budistas, hinduistas e incluso de la cultura pop, ha sido una de las construcciones más polémicas de Tailandia, ya que gobiernos y monjes no lo consideraban arte tailandés. Aún así, es uno de los templos que más turistas atrae cada año, pues es incomparable a cualquier otro. Los detalles, las extrañas formas y el color blanco, que representa la pureza, hacen del templo Blanco una de las visitas más impresionantes de Tailandia. 

Aunque estos son algunos de los templos más destacados, existen muchos otros en la zona del Triángulo de Oro, como por ejemplo, Baan Dam Museum (la Casa Negra) o Wat Rong Suea Ten (el Templo Azul). La Casa Negra, junto con el Templo Blanco, son referentes arquitectónicos modernos de Tailandia y, por ello, emblemas de la ciudad de Chiang Rai. El Templo Azul es otro templo que puede resultar sorprendente para los visitantes que hayan visitado sólo templos budistas clásicos, debido a su originalidad y a su modernismo. Si a esto le sumamos el hecho de que la entrada es gratuita, visitarlo se convierte en un must. 

Como puedes ver, visitar el Triángulo dorado y sus alrededores es todo un acierto si vas a viajar a Tailandia. No te pierdas todos nuestros tours que combinan la visita a este precioso lugar con otras zonas del país como Bangkok, Phuket o Siem Reap. Y verás que Tailandia es un país lleno de cultura y belleza que no te decepcionará.