Sri Lanka: El Templo del Diente de Buda

22/05/2015

La ciudad de Kandy es conocida por los cingaleses en general (y por los budistas de todo el mundo) como la «Cuna del Templo de Buda». Sri Dalada Maligawa  o Templo del Diente de Buda  de forma octogonal, es el templo que alberga la reliquia del diente de Buda.

Según la tradición, esta reliquia fue rescatada de las llamas de la cremación de Gautama Buda en Kusinara (India) en el 534 a.C. y fue llevado a Sri Lanka en el siglo IV d. C.

Es espectacular comprobar como, cada mañana, los tambores del templo redoblan para continuar la tradición milenaria del despertar del templo.

Al mismo tiempo, los peregrinos vestidos de blanco entran descalzos, llevando ofrendas de flor de loto rosa y flores blancas de frangipanero que llenan el ambiente con su embriagador aroma.

Los fieles y peregrinos acuden con ofrendas de flores e incienso, se encienden lámparas de aceite, y desfilan demostrando respeto ante el altar. El ambiente, a medida que entran los fieles, es cada vez más interesante gracias a la luz del crepúsculo y el rito que tiene lugar.

La reliquia está encerrada en una caja encima de una mesa de plata y no se puede ver, excepto cuando se realizan ciertas ceremonias sagradas como la Perahera( o Procesión del Diente de Buda): una celeración anual que se suele llevar a cabo entre los meses de julio y agosto en una fiesta de diez días. Llenan las calles de Kandy de bailarines, múica, fuego y, sobre todo de elefantes.

Por la tarde, con la puesta de sol, se celebra la ceremonia de cierre del templo, en la que se desea buenas noches a la reliquia. De nuevo, el sonido de los tambores retumba en las paredes del templo y suenan las trompetas. El acto es de lo más emocionante y conmovedor, muy bello.

Cuando los fieles salen del templo, este se queda en un silencio sepulcral y se cierran sus puertas. Toda una experiencia digna de ser vivida si viajamos a la hermosa Sri Lanka.

 

 

Otros artículos que te pueden interesar