Los templos de Bagan: un imprescindible de los viajes a Myanmar

24/09/2021

Si estás pensando en realizar un viaje a Myanmar, uno de los países más visitados del Sudeste Asiático, debes saber que uno de los principales motivos por el que atrae a millones de turistas al año es que, durante su historia, ha vivido diferentes transiciones y asentamientos, además de guerras y batallas. 

 

Prueba de ello son algunos de sus monumentos, huellas que la historia ha ido dejando por todo el territorio birmano y que, hoy en día, se pueden visitar para hacerse una idea del pasado histórico del país. Precisamente, entre todas las joyas arquitectónicas destaca el área arqueológica de Bagan. 

 

Viajes a Myanmar: descubre la historia de los templos de Bagan 

 

Si vas a viajar a Myanmar, te recomendamos que descubras su sorprendente historia, ya que es una de las mejores formas de comprender el por qué de los monumentos y la arquitectura del país. Y para ello, es imprescindible pasar por Bagan, que comenzó siendo la capital del Imperio Pagan, deslumbró a Marco Polo, que fue el primer viajero occidental que descubrió los templos de Bagan navegando por el río Ayeyarwady y en 2019 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 

 

Descubre los templos de Myanmar

 

Bagan está compuesto por unos 2.000 templos y pagodas, motivo por el que es uno de los lugares más espectaculares y mágicos de todo el país. Estas pagodas se construyeron entre los siglos XI y XIII y, con el paso del tiempo, han sufrido diferentes terremotos y guerras que han llevado a destrozar parte del patrimonio -llegó a tener hasta 10.000 templos-.

 

Y, es precisamente en este periodo de construcción, donde comenzó la transición del hinduismo al budismo, por lo que es posible apreciar rasgos de ambas religiones en la arquitectura de todo el complejo de templos. Además, a finales del siglo XIX, los británicos se asentaron en Bagan y, gracias a ellos, se restauraron la mayoría de las pagodas, conservando su naturaleza original, por lo que podrás apreciar estas diferencias culturales en tu próximo viaje a Myanmar.

 

Los imprescindibles del templo de Bagan, Patrimonio de la Humanidad

 

Por lo tanto, el recinto arqueológico de Bagan es inmenso y, para conocerlo en su totalidad, necesitarás varios días. Para organizar la visita, lo más recomendable es dividir el circuito en las tres zonas principales del complejo: los alrededores de Nyaung-U, el Old Bagan y la llanura central de Bagan.

 

 

1. Los alrededores de Nyaung-U

 

Se trata de la parte del recinto arqueológico que mejor comunicación dispone, y es que, en Nyaung U, encontrarás todo tipo de servicios de transporte -aeropuerto, estación de autobuses y paradas de taxi, entre otros-, hoteles de todas las categorías, restaurantes y hasta un campo de golf.

 

Templo Nyaung

 

Dentro de esta área, te aconsejamos que no te pierdas el templo Htilominlo, que fue construido por el rey de este mismo nombre cuando fue elegido entre sus cinco hermanos para reinar en Pagan. La construcción se debe a la representación a la diosa de la fortuna, quién creía que le había otorgado el poder, ya que Htilominlo fue escogido como sucesor de la corona por puro azar. Si quieres descubrir todos los secretos de esta historia, no puedes perderte este templo en tu viaje a Myanmar.

 

Templo Htilominlo

 

2. El Old Bagan

 

Situado a 3 kilómetros al suroeste de Nyaung-U, está el antiguo Bagan -también llamado Old Bagan-, el área donde se concentran la gran mayoría de templos, pagodas y restos arquitectónicos del complejo de Bagan. El antiguo Bagan está protegido por una muralla con 3 puertas de acceso, la más popular siendo la Puerta Tharabar. Se trata de la única estructura no religiosa que queda de la era Bagan y, aunque en la actualidad no sea más que un muro formado por restos de ladrillos, es una joya del pasado que hace que la entrada al área amurallada sea todavía más mágica.

 

Old Bagan

 

En esta parte de Bagan, no te puedes perder la visita al templo Ananda o Ananda Phaya, uno de los más grandes de todo el recinto y de los más sagrados. El templo tiene 4 entradas y en cada una de ellas hay una capilla con una estatua de Buda, representando la “consecución” de los 4 estados del nirvana. Es uno de los pocos templos de Bagan a los que puedes acudir de noche, de hecho, se recomienda hacerlo, puesto que la iluminación del lugar es espectacular. Por la cantidad y diversidad de trabajos artísticos que se pueden encontrar en este lugar, el templo es considerado un museo.

 

Templo Ana Pahaya

 

3. La llanura central de Bagan

 

Uno de los templos más característicos de esta área es el Templo Dhammayangyi, ya que tiene una forma muy similar a una pirámide egipcia. Asimismo, es la estructura más gigantesca de todo Bagan y en su interior contiene pasillos y corredores que, de acuerdo a la leyenda, fueron bloqueados para evitar el saqueo de los tesoros del interior. Y es que, fue construido en el siglo XII por el rey Narathu, que accedió al poder después de asesinar a su padre y a su hermano mayor, por lo que contar con una gran seguridad era un factor relevante.

 

Templo Dhammayangyi

 

Por otro lado, en la llanura central de Bagan también se encuentra el templo Sulamani Pahto, cuya traducción literal significa ‘joya de la corona’, y no es para menos, ya que es uno de los templos más animados del lugar gracias al mercadillo de artesanía local que se instala en sus puertas. Este templo es una mezcla arquitectónica de los templos Thatbyinnyu y Dhammayangyi, que posteriormente serviría como inspiración para la construcción del templo Htilominlo.

 

templo Sulamani Pahto,

 

Consejos para visitar los templos de Bagan en un viaje a Myanmar 

 

Aunque la mejor alternativa si vas a ir a Myanmar es un viaje organizado, ya que te ayudarán a moverte por el país y descubrir los rincones que más merece la pena visitar, te ofrecemos algunas recomendaciones para conocer este maravilloso complejo arqueológico. 

 

¿Cómo realizar la visita? 

 

Sin lugar a dudas, el área que ocupan los templos de Bagan es inmensa, puesto que alberga unos 2.000 diferentes monumentos en su interior. Es por este motivo que te recomendamos no desplazarte a pie, sino hacer uso de una bicicleta o las populares calesas de caballos que se encuentran en la entrada al templo Ananda. De esta forma, podrás admirar cada detalle del lugar y ganarás tiempo para realizar más visitas en un mismo día. 

 

La mejor época para visitar los templos de Bagan 

 

El país mantiene un clima típico del Sudeste Asiático, por lo que, en primavera, hace mucho calor llegando a temperaturas altas y el verano es periodo de precipitaciones, cuando llueve cada día. Por lo tanto, la mejor época para visitar, tanto el destino como los templos de Bagan, es entre noviembre y marzo -la época de invierno-, ya que es cuando las condiciones climáticas son más adecuadas. Además, es en este momento cuando los paisajes recuperan sus colores más vivos. Te recomendamos realizar al menos un viaje a Myanmar de 15 días para descubrir todos sus encantos.

 

En los viajes a Myanmar, no olvides contemplar la puesta de sol 

 

Uno de los mejores consejos para viajar a Myanmar es preguntar a los lugareños por los mejores sitios desde los que contemplar la puesta del sol. Cuando el sol está cayendo y un manto naranja cubre por completo el recinto de Bagan, estamos delante de uno de los atardeceres más bellos en todo el mundo, por lo que no puedes dejar pasar la oportunidad de admirar en tu viaje a Myanmar.

 

N o olvides contemplar las puestas de sol en tu viaje a Bagan

 

En definitiva, los templos de Bagan son una auténtica joya para el país y una parada obligatoria en Myanmar, a la que, sin duda, hay que dedicarle más de un día. Para facilitar el viaje, te recomendamos que acudas a una agencia especializada en el destino, para que no te dejes ni un detalle en tu aventura.

Otros artículos que te pueden interesar