La Perla Azul de Mongolia

El lago Khovsgol es el lago más grande Mongolia, una parada obligada para aquellos viajeros que amen estar en contacto con la naturaleza. Conocido como La Perla Azul de Mongolia, contiene alrededor de 1% del agua dulce del planeta, además es tan pura que se puede beber directamente. El lago se encuentra a 1.645 metros sobre el nivel del mar al noroeste del país, cerca de la frontera con Rusia.

Este lago es uno de los 17 lagos más antiguos del mundo y se le supone 2 millones de años de existencia, por ello la zona del lago es un Parque Nacional, estrictamente protegido donde conviven distintas especies como cabras montesas, alces, lobos, osos pardos y ciervos, entre otros.  En las aguas del lago viven muchísimos peces como lenok y esturión, que los habitantes de esta zona respetan y nunca pescan. En este Parque Natural se encuentran, además, más de 200 especies de aves.  En esta región habitan tres pueblos: Darkhad, Buriat y Tsaatan, que practican el chamanismo.

Para los viajeros que deseen visitar esta zona, después de un largo trayecto de tres horas desde Moron, capital de la provincia, hay distintos establecimientos a modo de campamentos turísticos. Durante su visita puede aprovechar para realizar actividades como: ecoturismo, aventuras, paseos en  barcas, caminatas, senderismo, pesca, expediciones, observar a las aves, ver manadas de renos o simplemente disfrutar de la naturaleza en estado puro.

Otros artículos que te pueden interesar