¿Qué hacer? Noches en Bangkok…

La capital tailandesa ofrece una innumerable oferta de ocio, entre las que se pueden encontrar tanto actividades culturales, como deportivas, gastronómicas o, incluso, eróticas o sexuales (Bangkok cuenta con cuatro barios rojos) para los más atrevidos. Además, su aeropuerto es el punto de partida ideal para acceder a las paradisíacas playas que pueblan el país, así como a los turísticos países vecinos, como Laos, Vietnam o Camboya. Pero antes de adentrarte en sus calles, es recomendable seguir ciertos consejos.ComerBangkok está repleto de restaurantes en los que saborear la deliciosa cocina tailandesa. La zona de Banglamphu, cercana al río Chao Phraya, es una de las mejores para degustar recetas locales a un módico precio. Allí encontrarás multitud de restaurantes situados al aire libre. Sin embargo, una de las actividades más típicas es comer en alguno de los innumerables puestos callejeros de comida. En ellos se puede disfrutar de auténticos manjares por un módico precio (de hecho, los tailandeses no suelen cocinar en sus casas, sino que compran la comida ya preparada). Eso sí, pese a que la higiene está garantizada, hay que tener cuidado: los tailandeses suelen cocinar con especias muy picantes por lo que un estómago occidental, poco acostumbrado a este tipo de comida, puede sufrir mucho.

Placer: masajes tailandeses

El masaje tradicional tailandés es toda una delicia para el cuerpo. Los salones de masajes están desperdigados por toda la ciudad y los tailandeses acuden a ellos (más que a los gimnasios) como una parte esencial de los cuidados preventivos de la salud. Los precios varían entre los aproximadamente seis euros por un masaje en los pies hasta los diez euros que cuesta uno de cuerpo entero.

Salir de copas

Bangkok es un excelente lugar para salir de marcha. La ciudad nunca duerme y los fines de semana está repleta de numerosas opciones de ocio. En ella se pueden encontrar desde las discotecas y garitos de ambiente juvenil de la zona de Khao San, hasta los pubs de estilo inglés o irlandés y clubes para ejecutivos del Th Silom y Sukhumvit. Además, proliferan los locales en los que se puede disfrutar de música en directo.

Otros artículos que te pueden interesar