Museo del Opio

El Museo del Opio de Tailandia es una de las mejores formas de conocer el impacto que tuvo tanto el incremento del consumo de esta sustancia así como su distribución en la zona.

Filtros P

El Museo del Opio de Tailandia es una de las mejores formas de conocer el impacto que tuvo tanto el incremento del consumo de esta sustancia así como su distribución en la zona. Situado en el Triángulo de Oro, el punto fronterizo entre Tailandia, Laos y Myanmar, se trata de una exposición que explica a los visitantes la historia y los efectos del uso de la semilla del opio.

Y es que, cabe destacar que, la primera vez que se consumió esta sustancia fue hace más de 5.000 años. Además, la historia tanto de Tailandia como de otros países asiáticos ha estado muy marcada por la distribución del opio, influyendo en gran medida en la economía y en las relaciones internacionales de estos. Es por eso que, visitar el Museo del Opio en Chiang Rai es casi obligatorio para los turistas que viajan a Tailandia.

Precisamente, lo que el Museo del Opio pretende mostrar a quienes lo visitan es la controversia entre los efectos negativos de su consumo en la salud de la población y los efectos positivos para la recuperación económica de los países productores de opio. Para ello, el Museo del Opio de Tailandia hace uso de vídeos explicativos y de exposiciones multimedia que dan las claves acerca de su producción y de sus peligros, entre otros.

Cómo llegar hasta el Museo del Opio



Para visitar el Museo del Opio, lo más recomendable es hacerlo desde Chiang Rai, una de las principales ciudades del norte de Tailandia. Prácticamente todos los tours suelen incluir la visita al Triángulo de Oro, que tal y como se ha mencionado, es justo allí donde se encuentra el Museo del Opio de Tailandia.

Sin embargo, los viajeros que quieran visitarlo a su aire desde Chiang Rai, tienen varias formas de hacerlo, como por ejemplo, en autobús, a través del alquiler de un coche privado o incluso en taxi. En general, la mejor opción suele ser ir en autobús, en relación calidad-precio.

Una vez allí, además de visitar el Museo del Opio de Tailandia, también se recomienda aprovechar el desplazamiento para realizar la visita a la frontera entre Tailandia, Laos y Myanmar. Se trata de un lugar repleto de historia y cultura, por lo que es una oportunidad genial para conocer más a fondo el pasado de la relación entre los 3 países.

Por lo tanto, el Museo del Opio es una visita obligatoria para todos los turistas que quieran comprender los motivos y los efectos de su consumo así como las consecuencias que tuvo esta zona de Asia. Ponte en contacto con nosotros para ir al Museo del Opio durante tu viaje a Tailandia.

Nuestros viajes a Museo del Opio
Últimos artículos publicados en nuestro Blog