Moorea. Polinesia francesa en todo su esplendor

Moorea es una de las islas con más encanto de la Polinesia y un foco de atracción turística sin parangón.

Filtros P

Moorea es una de las islas con más encanto de la Polinesia y un foco de atracción turística sin parangón. Junto con otros enclaves similares como Tahití o Bora Bora, es el perfecto ejemplo de las maravillas que las playas paradisíacas y los arrecifes de coral pueden poner al alcance de la mano de los visitantes de todas las partes del globo, que acuden a este mágico lugar del mapa para disfrutar de aguas transparentes y límpidas, arenas blancas, suaves y finas y unas temperaturas que invitan al placer, el relax y el hedonismo en todas sus facetas.

Moorea es ideal para disfrutar de sus playas – como Temae, Ta’ahiamanu, o Tiahura, por ejemplo –, para relajarse o bien para practicar algunas actividades subacuáticas como el esnórquel, el submarinismo o el paddle surf. Pero la isla también tiene algunos puntos y lugares de máximo interés que pueden complementar tu viaje a este rincón de la Polinesia francesa.
Nuestros viajes a Moorea

¿Qué hacer en Moorea?



Te recomendamos acceder al Mirador de Toatea, un enclave panorámico privilegiado desde el que se puede observar de un solo golpe de vista toda la amplia gama de azules de la laguna y el océano. A los pies de este mirador se encuentra la playa de Temae y el arrecife de coral, además de percibirse en el horizonte el perfil de la vecina isla de Tahití. Otra impresionante vista del entorno se puede lograr desde el Belvédère, desde donde se pueden observar las bahías gemelas de Cook y Opunohu, separadas por la montaña sagrada de Rotui.

El Mercado de Pao Pao es poco conocido, pero constituye una visita interesante, para empaparse de la vida cotidiana de la población local y ver una única pintura al fresco de François Ravello. También se puede tener una vivencia interesante en el espacio acuático del Moorea Dolphin Center, donde realizar actividades con estos inteligentes y simpáticos animales, adiestrados para interactuar con los visitantes. Si esta convivencia se queda corta se puede complementar con una análoga en la Clínica de Tortugas, gestionada por la fundación sin ánimo de lucro Te Moana.

Los pobladores de Moorea, los Maohi, erigieron en tiempos sus marae para rendir culto a los dioses, además de mostrar respeto a sus jefes y ejercer de punto de encuentro de la comunidad y los distintos clanes familiares. El Marae Titiroa, en Opunohu, y el de Nuupere y Umarea son los más destacados y apropiados para visitar. Además, puedes visitar el Tiki Village Theatre, una reconstrucción de un poblado tradicional maorí donde ver cómo eran las costumbres, los oficios y la cultura de los pobladores originales de Moorea.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog