Monte Popa

El Monte Popa, un volcán extinto ubicado a 1518 metros de altura en el centro de Myanmar, es uno de los lugares más visitados del país.

Filtros P

El Monte Popa, un volcán extinto ubicado a 1518 metros de altura en el centro de Myanmar, es uno de los lugares más visitados del país. Pero no es precisamente el volcán lo que se visita, sino el templo budista que se encuentra allí y al que se accede a través de 777 escalones: la pagoda Taungkalat.

Situado a unos 50 kilómetros al sureste de Bagan, el monte Popa de Myanmar forma parte de la cordillera de Pegu. Se trata de un lugar realmente sagrado para los budista birmanos, ya que es la sede de 37 nats, los espíritus que se encargan de proteger y de castigar a los mortales.
Nuestros viajes a Monte Popa

Excursión al Monte Popa



Además de ser uno de los lugares de peregrinaje más conocidos de Bagan, la visita al Parque Nacional del Monte Popa es también una de las excursiones más habituales que suelen realizarse en esta zona de Myanmar.

Esta visita empieza con el ascenso de los 777 escalones, que cuentan con techo, debido a las altas temperaturas de los meses cálidos. Durante el ascenso se pueden encontrar algunas zonas para descansar incluso puestos para comprar agua y otros refrescos. Y es que, aunque no es una subida difícil, es bastante larga, por lo que se requiere de cierta forma física. Por otro lado, debe hacerse sin zapatos y sin calcetines, tal y como en el resto de pagodas de Myanmar. También hay que tener en cuenta que en el monte Popa habitan muchos monos, en concreto macacos, y a lo largo de todo el ascenso pueden verse muchísimos, por lo que se recomienda no llevar nada en las manos.

Una vez hecho el ascenso, en la cima del Monte Popa se encuentra la pagoda Taungkalat. Este templo es bastante sencillo, y lo que más llama la atención de él, además de su ubicación, son las impresionantes vistas de la llanura de Myingyan que ofrece. Además de los miradores, también hay varias capillas, altares budistas y estupas.

La excursión al Monte Popa merece mucho la pena, ya que además de conocer uno de los lugares de peregrinaje más antiguos de Myanmar así como sus preciosas vistas, se trata de una visita que puede realizarse en un solo día, perfecta para hacerla desde Bagan. En definitiva, visitar el Monte Popa durante un viaje a este país asiático es una idea genial que no puede faltar. Ponte en contacto con nosotros para más información y para organizar esta visita.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog