A las afueras de la ciudad de Dunhuang, una de las paradas de la mítica Ruta de la Seda, este oasis milenario es uno de los tesoros más buscados del desierto del Gobi.

Filtros P

Nuestros viajes a Lago de La Luna Creciente
Últimos artículos en nuestro Blog