Asakusa

El templo budista de Asakusa, además de ser uno de los monumentos más espectaculares de todo Tokyo, es el más antiguo de toda la ciudad.

Filtros P

El templo budista de Asakusa, además de ser uno de los monumentos más espectaculares de todo Tokyo, es el más antiguo de toda la ciudad. Además, está ubicado en el propio distrito Asakusa, en Tokyo; una de las visitas que no puede faltar durante un viaje al país nipón, ya que, además de conocer el templo donde reina la tranquilidad y la paz en medio del imparable caos de la capital, las calles de Asakusa son la mejor forma de conocer la auténtica cultura japonesa.
Nuestros viajes a Templo Asakusa

Visita a Asakusa



La visita al templo de Asakusa Kannon puede hacerse de muchas maneras aunque, sin lugar a dudas, la más recomendable es a través de la puerta Kaminarimon. Esta, de más de 11 metros de altura, actualmente no se encuentra situada en su ubicación original, ya que fue trasladada en 1635, cuando se colocaron las estatuas que representan a los dioses del viento y del trueno -Fujin y Raijin-. No obstante, cabe destacar que la puerta Kaminarimon ha sido destruída en muchísimas ocasiones a lo largo de la historia, y la actual data de 1960.

En cambio, el elemento que más miradas atrae de la puerta Kaminarimon es la lámpara de papel gigante de estructura de bambú de 4 metros de alto y 3,4 de diámetro y un peso de más de 600 kilos.

Para llegar hasta el templo, es necesario atravesar algunas calles de Asakusa en las que todavía queda esa autenticidad de la cultura japonesa. Por ejemplo, Nakamise, una de las calles comerciales más antiguas de Japón, es todo un entretenimiento para los turistas, ya que en ella se pueden encontrar todo tipo de productos.

La pagoda de cinco pisos situada junto al Templo de Asakusa es otro de los atractivos de este barrio. Aunque la que se puede observar hoy en día es una reconstrucción -ya que la original fue destruida durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial- este edificio es impresionante en todos sus sentidos, a pesar de que su interior no puede vistarse.

Templos, santuarios, calles, puertas… Como ves, visitar tanto el templo de Asakusa Kannon como el barrio de Asakusa es uno de los lugares que merece la pena en Tokyo. Y es que, es la mejor manera de adentrarse en la cultura japonesa, gracias a esa atmósfera y a las costumbres que todavía se conservan entre sus calles. Ponte en contacto con nosotros para conocer esta zona de la capital durante tu viaje al país nipón.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog