Seúl, el corazón de Corea del Sur

La ciudad, una auténtica megalópolis de diez millones de habitantes, es capital del país tan sólo desde el año 1936, aunque fue el centro político y administrativo de Corea del Sur a lo largo de seis siglos, cuando se la conocía como Han Yang.

Filtros P

La ciudad, una auténtica megalópolis de diez millones de habitantes, es capital del país tan sólo desde el año 1936, aunque fue el centro político y administrativo de Corea del Sur a lo largo de seis siglos, cuando se la conocía como Han Yang. Seúl es, sin ninguna duda, el palpitante corazón del país, y alberga tanto los principales motores económicos y comerciales como muchas de sus joyas culturales e históricas. La presencia del río Hangang literalmente en el centro de la ciudad – la divide en dos – propicia que el norte de Seúl esté plagado de atractivos históricos y de la cultura tradicional y el sur esté más centrado en las actividades comerciales y la vida moderna.

El palacio de Gyeongbokgungse se edificó en 1935, el mismo año en el que se construyó la Puerta Gwanghwamun, que es su entrada principal. Gyeongbokgungse es el más completo e impresionante de los cinco palacios que se edificaron en esta época bajo el reinado la dinastía Joseon. Alberga dos impresionantes museos: El Museo Nacional del Folclore de Corea y el Museo Nacional Palaciego de Corea.
Nuestros viajes a Seúl

Qué ver en Seúl, Corea



Si estás interesado en impregnarte de la Corea más tradicional, la Aldea de Bukchon debe atraer tu atención, que se traduciría literalmente como «Aldea del Norte». Esta es una zona tradicional situada entre el Santuario Jongmyo y los palacios Gyeongbokgung y Changdeokgung. Sus 600 años de antigüedad encierran la historia completa de la ciudad. Entre sus casas tradicionales se encuentran el Centro Cultural de Bukchon, el Museo de Bordado Coreano y el Museo de Nudos Tradicionales de Corea. Pero además, existen ocho rincones especiales que se consideran los mejores para contemplar esta zona, llamados «Las ocho vistas de Bukchon».

Entre los casi incontables reclamos con los que cuenta Seúl, te recomendamos también que visites sus principales palacios: el de Changdeokgung – palacio principal de varios reyes de la dinastía Joseon y el mejor preservado de los cinco palacios reales –, y el Palacio Changgyeonggung, que fue usado como residencia de reinas y concubinas. También es esencial que admires de cerca el santuario Jongmyo. En este lugar de culto encontrarás las lápidas espirituales de los reyes y reinas de la dinastía Joseon. Aquí se celebran ceremonias ancestrales tradicionales, que incluyen danzas y música ritual.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog