Tibet

Viajar a Tíbet es una ocasión genial para conocer los increíbles paisajes y las ancestrales costumbres de esta región autónoma de Asia.

Filtros P

Viajar a Tíbet es una ocasión genial para conocer los increíbles paisajes y las ancestrales costumbres de esta región autónoma de Asia. Son muchos los motivos por los que los turistas llegan hasta aquí, aunque principalmente, su espiritualismo y sus grandiosas montañas son los mayores atractivos turísticos de la zona.

Tíbet siempre se asemeja a imponentes montes, incluso es conocido como ‘el techo del mundo’ debido a la altura de las montañas del Himalaya. Y es que, cabe destacar que se trata de la región más alta de la tierra, con una media de 4.900 metros de altitud. No obstante, viajar al Tíbet es mucho más, ya que también es el epicentro mundial del budismo debido a todas sus ciudades sagradas, los templos, los monasterios, los palacios…
Nuestros viajes a Tíbet

Principales ciudades de Tíbet



La principal ciudad de Tíbet es Lhasa, su capital. Esta se encuentra ubicada a unos 3.600 metros sobre el nivel del mar, siendo la segunda más alta de toda Asia. Además, se trata de la sede central de los lamas -los maestros budistas-, por lo que es una ciudad llena de cultura y espiritualidad.

Uno de los templos más importantes de Lhasa es el Palacio de Potala, conocido por ser el lugar de residencia del Dalai Lama. Fue construido en 1648, cuenta con una superficie de más de 130.000 metros cuadrados y es Patrimonio de la Humanidad desde 1994 por ser la máxima representación de la arquitectura tibetana.

Otra de las principales construcciones de Lhasa es el Monasterio Jokhang, el centro espiritual de la ciudad y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. Además del Palacio de Potala y del Monasterio Jokhang, existen otros muchos edificios de interés en esta ciudad de Tíbet, como por ejemplo el Monasterio de Sera, el Monasterio de Jokhang o el Palacio Norbulingka, entre otros.

Por otro lado, Shigatse es la segunda ciudad más importante de la región del Tíbet debido a su economía, política y cultura. El mayor atractivo turístico de Shigatse es el Monasterio de Tashilhunpo, un centro que alberga más de 600 monjes budistas, un número mucho mayor a cualquier otro de la zona.

La naturaleza y las montañas de Tíbet



El gran número de montañas de Tíbet es otro de los principales reclamos turísticos del lugar. Por eso, un viaje a Nepal y Tíbet puede ser perfecto para los amantes de la naturaleza. Sin duda, la montaña más conocida de Tíbet es el Everest con una altura de 8.848 metros de altitud, aunque existen otras muchas cimas, como por ejemplo el Monte Lhoze de 8.516 metros; el Monte Makaru de 8.643 metros o el Monte Qogir de 8.210 metros, entre otros.

Asimismo, los lagos son otro atractivo de Tíbet, ya que están muy ligados a la espiritualidad, escondiéndose tras ellos grandes historias y leyendas. Sobre todo, son el Lago Yamdrok, a 4.400 metros de altitud, y el Lago Namtso, a 4.718 metros, los más conocidos de esta región asiática.

Los impresionantes paisajes y la espiritualidad de Tíbet encandilan a cualquier viajero. Por lo que, si quieres vivir esta experiencia, ponte en contacto con nosotros para reservar tu viaje pasando por Tíbet cuanto antes.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog