Conoce Thimphu, Bután

La capital de Bután es sinónimo de equilibrio.

Filtros P

La capital de Bután es sinónimo de equilibrio. Si bien representa una diferencia con otras áreas y puntos importantes del país, donde se aprecia un mayor desarrollo comercial y urbano, ha sabido mantener el encanto propio de un pequeño pueblo, con un ambiente tranquilo y exótico. Ha sabido abrirse al turismo y a la influencia occidental, sin traicionar su identidad y permaneciendo fiel a su esencia.
Nuestros viajes a Thimphu

Qué ver en Thimphu



Probablemente, los edificios o monumentos más característicos de la zona son los Dzong. Estas fortalezas monasterio aunaban finalidades militares, religiosas y también administrativas. Uno de los más destacados es el Trashi Chhoe. Situado al norte, en la orilla oeste del Wang Chu, encaja en el paisaje de manera casi natural. Fue el lugar elegido para celebrar la coronación del rey Jigme Khesar Namgyal Wangchuck en 2008 y es el lugar donde se celebra la mayor fiesta del año en la capital de Bután: El Tshechu.

Otro elemento muy destacado de Thimphu, Bután es la Stupa National Memorial. Esta estructura arquitectónica – pensada para albergar distintas reliquias – de estilo típico tibetano es una de las más visibles de Thimphu y un centro de culto diario importantísimo para la población local. Fue construido en 1974 y sólo por la increíble decoración que muestra merece la pena la visita. Se pueden ver numerosos mandalas complejamente elaborados, estatuas antiguas y un santuario dedicado al antiguo rey.

El Buda Dordenma está ubicado al principio del valle de Thimphu. Se trata de una impresionante estatua de unos 50 metros de alto, un Buda fabricado en acero dorado en cuyo trono se incrustan hasta 125.000 pequeñas estatuas de Buda más pequeñas. Impresiona por la serena mirada del Iluminado en postura del loto que sujeta un cuenco de meditación.

Si además de visitar el centro de la ciudad, que cuenta con todos los atractivos de cualquier población urbana, te interesa descubrir el Thimphu más espiritual te recomendamos que visites el Templo Fortaleza de Changangkha Lhakhang, que data del siglo XII. También es muy interesante la impresionante Rueda Eterna de rezo budista. Otra parada que no puedes dejar de hacer es el Thai Pavilion, el parque de la amistad entre Bután y Tailandia, un buen sitio para pasear y tomarse un descanso.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog