Blue Mountains

Las Montañas Azules, también conocidas como Blue Mountains de Australia, son una cadena montañosa de 1.189 metros de altitud así como uno de los espacios naturales más impresionantes de todo el país.

Filtros P

Las Montañas Azules, también conocidas como Blue Mountains de Australia, son una cadena montañosa de 1.189 metros de altitud así como uno de los espacios naturales más impresionantes de todo el país. Situadas a unos 60 kilómetros desde Sydney, la visita al enorme Parque Nacional Blue Mountains de Australia es una oportunidad que no se puede dejar pasar. Además, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.

El origen de su nombre proviene del color azul en el que se convierten al contemplar las Blue Mountains de Australia desde cierta distancia. Esto se debe a un efecto óptimo que se forma cuando los rayos de sol chocan contra las partículas de agua y del aceite que se evapora de los eucalíptos.

Tal y como muestran las pinturas y las piedras talladas, se sabe que en el entorno de las Blue Mountains vivieron varias tribus hace más de 22.000 años, tales como los Gandangaras o los Darugs. Hoy en día, es todo un atractivo turístico, sobre todo para los amantes de la naturaleza, que no deja de sorprender a todo aquel que lo visita.
Nuestros viajes a Blue Mountains

¿Qué hacer en las Blue Mountains?



Estas montañas ofrecen un sinfín de opciones para quienes llegan hasta ellas. Sus bosques, sus senderos, sus rutas, sus cuevas, sus cascadas o sus piscinas naturales, son solo algunos de los elementos que hacen de las Blue Mountains de Australia un paraíso natural.

Por ejemplo, Katoomba es el principal pueblo de esta zona. Situado en un precioso valle, desde Katoomba parten varias rutas de senderismo de diferentes niveles, como por ejemplo la ruta ‘Prince Henry Cliff’, de 7 kilómetros de distancia, o la ‘Mount Solitary’, de 12.

Otro de los principales atractivos turísticos de las Blue Mountains de Australia son las Cuevas de Jeonlan, un conjunto de 300 cuevas llenas de estalactitas. Durante la excursión, se pueden visitar 9 de ellas, además de realizar alguna de las rutas de senderismo que parten desde la propia zona de las cuevas.

Además, los miradores, que se encuentran repartidos por todo el Parque Nacional Blue Mountains de Australia, el gran número de cascadas y de piscinas naturales o el jardín botánico Mount Tomah, de 28 hectáreas, son otros de los atractivos turísticos que merece la pena visitar.

Sin duda, la visita a las Blue Mountains de Australia es una de las excursiones que más merece la pena hacer. Si vienes en busca de naturaleza y desconexión, ponte en contacto con nosotros para organizar esta visita.
Últimos artículos publicados en nuestro Blog