De compras por Myanmar

Myanmar

YANGON

Yangon es un destino con muchas oportunidades de compras para el turista. Los productos más interesantes incluyen ropa, objetos de plata, objetos lacados, joyas y artesanía. Myanmar es conocido por su producción de joyas como rubíes, zafiros y jade, aunque hay que tener mucho cuidado y saber muy bien lo que hacemos para que no nos vendan una falsificación.

Mientras que las tiendas libres de impuestos, centros comerciales o supermercados ofrecen una amplia variedad de productos con precios fijos, la verdadera magia de las compras se encuentra principalmente en el conocido Bogyoke Aung San Market, donde comprar el fácil y divertido y el regateo todo un arte.

Bogyoke Aung San Market es el mercado más popular de Yangon con más de 2000 tiendas y una gran selección de artesanías, souvenirs, ropa, joyas y piedras preciosas, antigüedades y galerías de arte.

Se encuentra en el corazón de Yangon y fue construido en 1926 bajo bajo la tutela del gobierno británico. Conformada por estrechos pasillos y callejuelas, en la parte posterior podrás encontrar algunos cafés y restaurantes donde hacer un pequeño descanso.

Las principales tiendas se encuentran en las calles exteriores del mercado. Una de las prendas más populares que podrás encontrar son las tradicionales faldas longyi utilizadas por las mujeres. También podrás encontrar multitud de títeres y marionetas, muy populares en Myanmar, vestidos con trajes tradicionales.

Otro recuerdo muy típico que podrás adquirir es la tradicional sombrilla birmana, que además de servirte como un original souvenir, te protegerá del incesante sol de Myanmar.

MANDALAY

Ir de compras en Mandalay es una experiencia totalmente diferente en comparación con Yangon. Mandalay no tiene los grandes centros comerciales que ofrece la capital, es más limitado, pero a cambio ofrece multitud de pequeñas y acogedoras tiendas de barrio, y varios mercados que ofrecen a los visitantes una amplia variedad de productos donde elegir.

Myanmar es conocido por sus piedras preciosas, joyas y artesanía, y todo esto se puede comprar en Mandalay. Hay un sinnúmero de tiendas que venden jade, rubíes y zafiros. Como centro de artesanía del país, cuenta con una gran cantidad de recuerdos como esculturas e imágenes de Buda.

BAGAN

Debido a que Bagan es una ciudad antigua, no es el mejor lugar para modernos y amplios centros comerciales. A pesar de esto nos encontramos multitud de pequeñas tiendas en la ciudad para que los visitantes puedan realizar sus compras. La calidad de los productos es buena y los precios razonables, regatear es prácticamente una obligación. La mayoría de las tiendas tiene un amplio repertorio de artesanía. Myanmar es un país de familias de artesanos y oficios tradicionales que se transmiten de una generación a otra.

De todas estas artesanías, la más característica es la del lacado. La mayoría de los hogares cubren de laca objetos cotidianos. En el pasado, la realeza de Myanmar agasajaban con objetos lacados a los emisarios extranjeros y hoy en día se pueden encontrar en cualquier tienda de Bagan.

LAGO INLE

Ir de compras por el Lago Inle es una experiencia totalmente diferente. Estamos en una zona rural donde no hay centros comerciales ni supermercados. Las personas que viven en el lago consiguen lo que necesitan en los mercados flotantes que hay en cada pueblo. Los vendedores llevan toda la mercancía en sus barcos.

Los mercados no tienen un horario ni un lugar específico, están abiertos cada cinco días y su ubicación cambia constantemente.

Inphaw Kone se ha convertido en un destino turístico muy popular debido a sus talleres. Los visitantes se detienen a ver a los hábiles tejedores trabajar en telares hechos de bambú y madera. El resultado es un tejido de alta calidad. Es el mejor lugar para adquirir mantones y chales de seda.

Ywama es conocido por su mercado flotante, es el más grande de la zona. El canal está lleno de barcas de agricultores locales tratando de vender su mercancía a los turistas. Para disfrutar el mercado en todo su apogeo hay que darse un buen madrugón.


En 25 años más de 25.000 viajeros han descubierto Asia disfrutando con nuestros viajes saber más