En plena crisis del coronavirus y en situación de confinamiento, un viaje virtual puede ser la mejor manera de conocer nuevos países y culturas. Gracias a los avances tecnológicos, existen infinidad de maneras de hacer del aislamiento algo mucho más llevadero y, por qué no, de ser la ocasión perfecta para visitar algún país asiático. Asimismo, también es un buen momento para planificar los próximos viajes, ya que organizar una buena aventura requiere tiempo, precisamente lo que ahora tenemos. 

Aunque ir de forma presencial a los lugares más visitados del mundo es algo que por el momento haya que posponer, hay muchas formas de recorrer el mundo sin moverse del sofá o del hogar. Es por eso que, en este post, te damos los mejores consejos para viajar sin salir de tu casa y evadirte del aislamiento durante, al menos, unas horas.

Un viaje virtual a través de la lectura y el cine

Leer un libro o ver una película que transcurre en otro país es una de las formas más acertadas de conocerlo. Además de averiguar lugares menos frecuentados por los visitantes o ciudades a los que los tours turísticos no llegan, los libros y las películas ayudan a conocer la cultura y las costumbres de la población. Un viaje virtual a través de la lectura y del cine encenderá el deseo de viajar y de conocer el país en cuestión una vez pasado el confinamiento, por lo que es una forma genial de abrir la mente hacia nuevos horizontes. ¿No es acaso un libro -o una película- el mejor punto de partida?

Si por algo destaca Asia es por haber sido fuente de inspiración para grandes directores de cine y famosos novelistas. El continente asiático se ha caracterizado siempre por ser el gran desconocido y por esto mismo, cientos de autores han querido transmitir su cultura y sus particularidades a través de películas y libros. 

Por ejemplo, la película ‘La Playa’, dirigida por Danny Boyle en el año 2000 y protagonizada por Leonardo Di Caprio, es la oportunidad perfecta para hacer un viaje virtual por Tailandia. Fue precisamente esta película la que popularizó a nivel mundial tanto el país como Phuket, donde se encuentra la impresionante playa donde se grabó: Bahía Maya. Desde entonces, este lugar recibe cada año a miles de turistas que llegan hasta allí en busca de arena dorada, aguas cristalinas y corales multicolores. 

Otra estupenda película para hacer un viaje virtual, en este caso, por los impresionantes desiertos del este de Australia es ‘El viaje de tu vida’. Fue rodada en 2013 y cuenta la historia real de una joven que recorre a pie y en solitario -solo le acompañan sus 4 camellos y su perro- más de 3.000 kilómetros por los arenales australianos. Se trata de una película que ofrece una diferente, pero espectacular perspectiva del país. 

La literatura de viajes es otra idea genial para acercarse al continente asiático, como por ejemplo a través del libro ‘En el gallo de hierro’ de Paul Theroux. La novela recorre el paso de este viejo tren de vapor desde Pekín y Shanghai hasta el Lago de Cielo, Lanzhou o Guilin. La obra de Theroux acerca al lector a los paisajes chinos (arrozales, ríos, montañas, cordilleras, etc.), así como a la milenaria cultura del país a partes iguales. 

‘Viaje a Japón’ de Rudyard Kipling es una lectura que difunde la cultura japonesa a través de la visión de un joven periodista que viaja allí en 1989. Las páginas del libro conducen hasta ciudades como Nagasaki, Yokohama, Kobe o Nikko, dejando en manos de cada lector una profunda reflexión acerca de las costumbres japonesas en sus idílicos entornos. Se trata de una forma genial de conocer tanto la cultura como los paisajes de Japón desde otro punto de vista. 


Visitas virtuales y redes sociales: una nueva forma de viajar

Internet se ha convertido en una forma estupenda de viajar, ya que da la oportunidad de conocer miles de lugares sin moverse de casa. Tanto es así que, por ejemplo, durante el confinamiento causado por el coronavirus, la visita virtual del Museo del Prado ha superado los 2 millones de visitantes, incrementándose un 258% respecto a febrero. Asimismo, su número de seguidores en redes sociales se ha disparado, aumentando un 134% en Instagram y un 124% en Facebook.

Por lo tanto, es evidente que, aunque la población está encerrada en casa, sus ganas de viajar y de conocer nuevas culturas son más grandes que nunca. Gracias a internet, se pueden encontrar miles de experiencias gratuitas para hacer del tiempo de aislamiento un viaje fascinante por toda Asia. 

En este sentido, un viaje virtual a través de las redes sociales es una manera genial de ‘salir de casa’ por unas horas. Hay cientos de perfiles viajeros en Instagram -debido a su alta carga visual- aunque una de las más populares es Wonderful Places (@wonderful_places). Este perfil cuenta con más de 13 millones de seguidores que cada día esperan ansiosos las preciosas fotografías de los lugares más visitados del mundo. Sus publicaciones llevan a los usuarios a algunos de los rincones más impresionantes de Vietnam, Tailandia, Japón o Maldivas, entre otros. 

 

Las visitas virtuales de museos, monumentos o lugares de interés son otro de los grandes hallazgos del confinamiento, convirtiéndose en una de las actividades más populares entre los internautas. Y qué mejor viaje virtual que a la Gran Muralla China, de más de 21.000 kilómetros de largo. Esta visita permite recorrer un tramo de unos 10 kilómetros -entre Jinshanling hasta Simatai- y contemplar una de las vistas más impresionantes desde la muralla. Durante el recorrido, también se pueden consultar datos sobre sus más de 2.000 años de historia. 

El santuario sionista Fushimi Inari de las afueras de Kioto es otro de los lugares asiáticos que se puede conocer a través de un viaje virtual. Famoso por su avenida de 5.000 toriis -las impresionantes puertas rojas-, se trata de un paseo de lo más agradable que puedes realizar desde tu propia casa. 



La gastronomía, otra forma de conocer nuevas culturas 

El paladar es otra excelente manera de acercarse a nuevas culturas a través de un viaje virtual, y es que la gastronomía dice mucho de cada lugar. Además, los países asiáticos son un verdadero tesoro en cuanto a la comida, destacando de cada uno una forma de cocinar y unos ingredientes de lo más sorprendentes y variados entre sí. Aun así, hay que tener en cuenta que el arroz es el elemento central de toda la cultura gastronómica de Asia. 

Aunque hay recetas muy complicadas, hay otras de lo más sencillas que se pueden hacer perfectamente en casa. La mayoría de los ingredientes se pueden encontrar en cualquier supermercado sin ningún tipo de problema.  

Algunas recetas asiáticas sencillas para principiantes pueden ser, por ejemplo, el famoso pollo al limón estilo Chino, los fideos Yakisoba japoneses, el curry de pollo en salsa de tomate o el arroz frito Thai. Para lo que desean arriesgar un poco más, ponerse manos a la obra con unos nigiris, makis y uramakis puede ser una idea genial, cuyos sabores trasladarán a los comensales directamente a las calles de Tokio. O elaborar un pad thai con todos sus ingredientes, cuyo resultado será un plato delicioso y lleno de matices asiáticos. 

Estas son solo algunas ideas, aunque por supuesto hay muchísimas más que se pueden encontrar fácilmente en libros de gastronomía asiática o en internet. Encuentra la receta que más te apetezca cocinar y viaja a través de la cocina hasta Asia. 



A pesar de que la situación de confinamiento no nos permite salir de casa, son muchas las opciones que pueden acercarnos a nuevos países y culturas. Así que, no esperes más y empieza a viajar a los lugares más visitados del mundo sin moverte de tu hogar. Recuerda que, una vez haya pasado todo, en Destinos Asiáticos estaremos esperándote para organizar el viaje con el que tanto tiempo llevas soñando. Por ahora, quédate en casa y disfruta de Asia a través de tus cinco sentidos gracias a estos consejos para viajar sin moverte de casa.