Viajar a Myanmar con niños: sí puedes

Viajar a Myanmar con niños puede ser todo un acierto si se organiza bien el itinerario y se realizan excursiones y actividades aptas para todos los miembros de la familia. En este sentido, un viaje a Myanmar es una idea genial, ya que se pueden encontrar todo tipo de atractivos turísticos, tanto para los niños como para los adultos por todo el país.  

Por eso, si estás pensando en viajar a este precioso destino asiático, pero no sabes qué ver en Myanmar con niños o qué hacer, en este post encontrarás algunos de los planes que no te puedes perder. Te garantizamos que lo pasaréis de miedo y será una experiencia inolvidable para todos. 

Antes conocido como Birmania, Myanmar es un país que se encuentra en la zona sudeste de Asia. Y aunque muchas veces pasa desapercibido, se trata de un lugar lleno de cultura y tradición que no te dejará indiferente. Por eso, un viaje a Myanmar en familia puede ser de lo más educativo y enriquecedor, ya que es una forma genial de conocer una nueva religión, en este caso, el budismo. 

Viajar a Myanmar con niños para conocer un nueva cultura 

Así, un viaje a Myanmar puede ser la mejor manera de abrir la mente de los más pequeños y que estos conozcan otras culturas nuevas. Y para ello, lo mejor suele ser visitar templos, pagodas y ruinas, para hacerse una idea del peso que la religión budista tiene en el país. 

En primer lugar, Shwedagon Pagoda, seguramente la más conocida, así como una de las más bonitas, es una visita imprescindible. Se encuentra a tan solo 8 kilómetros de Yangon -la ciudad más grande de Myanmar- y se trata de un complejo religioso que atrae tanto a turistas como a peregrinos budistas, ya que es la más sagrada para ellos. Es por eso que, si vas a viajar a Myanmar con niños, es un lugar genial para conocer un poco más de cerca el budismo, ya que ver a los peregrinos realizando sus oraciones es una imagen de lo más habitual en esta pagoda.

Shwedagon Pagoda cuenta con varios atractivos de interés, como por ejemplo, la pagoda principal, que destaca por su espectacular color dorado y la estupa de 100 metros. Sin embargo, se trata de un complejo formado por varios santuarios más pequeños que también vale la pena visitar.  

Además, otro de los mejores atractivos para visitar en un viaje con niños es el Buda reclinado Myathalyaung, que se encuentra en la ciudad de Bago, a unos 80 kilómetros de distancia desde Yangon. La visita suele impresionar a los más pequeños -y también a los mayores- ya que se trata de uno de los budas reclinados más grandes de todo el país, en concreto el tercero, con 82 metros de longitud. Cabe destacar que no hay que pagar entrada para ver el Buda reclinado Myathalyaung, por lo que puede ser una excursión genial con niños.

Los templos y las ruinas de Myanmar

Myanmar es un país repleto de restos arqueológicos que hacen de él un destino de lo más interesante, en el que los pequeños podrán sentirse como auténticos exploradores. Por eso, realizar alguna excursión a la ciudad Mrauk U, muy próxima a la frontera con Bangladesh, es todo un acierto. Allí se pueden encontrar todo tipo de edificios en ruinas, como templos y pagodas. 

Precisamente en Mrauk U es totalmente recomendable realizar alguna visita guiada, ya que muchas de las construcciones no cuentan con explicaciones y eso hace que contratar algún guía sea más necesario para conocer bien la historia del lugar y del entorno. 

Asimismo, las ruinas de Bagan, un complejo arquitectónico en ruinas con más de 2000 templos, es una de las visitas obligatorias si vas a viajar a Myanmar con niños, y es que en 2019 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En estas ruinas se pueden realizar varias actividades, desde visitas guiadas hasta paseos en globo aéreo para contemplar la salida del sol entre los impresionantes edificios. Un plan que encantará a los más pequeños. 

Otros planes para viajar a Myanmar con niños

Mucho más allá de las visitas turísticas y culturales, un viaje a Myanmar en familia puede ser toda una aventura llena de diversión y emoción. En este sentido, una de las mejores actividades que se pueden llevar a cabo en este país es dar un paseo en canoa en el lago Inle. Este lago de agua dulce se encuentra al este de Myanmar y cuenta con una superficie de 12.000 hectáreas, aproximadamente.

Así, navegar por las aguas del lago Inle en canoa es un plan genial a la hora de viajar a Myanmar con niños, ya que, además de ser una experiencia única, es la ocasión perfecta para conocer las aldeas y los jardines flotantes de la zona del lago. La forma de vida de estos pueblos es de lo más curiosa, y merece la pena verlos. 

Por otro lado, Myanmar también es un buen destino para las familias que quieren disfrutar de unos días de relax en la playa. Si existe una zona del país que destaca por contar con las playas más bonitas, esta es sin duda la parte costera de la ciudad de Thandwe. Y es que, precisamente en Thandwe se encuentra la playa más famosa de todas: Ngapali Beach.

Ngapali Beach es todo un paraíso tropical, ya que se trata de una gran playa de más de 3 kilómetros de arena blanca, agua cristalina y palmeras. A lo largo de esta playa, se pueden realizar varias actividades, aunque las más recomendables para un viaje a Myanmar en familia son dos.

Por un lado, el agua de la Ngapali Beach es perfecta para poder realizar snorkel debido a su color y temperatura. Además, aunque no es una zona de corales, el interés de este deporte se centra en la fauna que se puede ver bajo el agua, entre las que destacan especies como las langostas, las tortugas y los cientos de coloridos peces. 

Pero además, hay otro plan que no puedes perderte en Ngapali Beach, y es precisamente un paseo en la embarcación de algún pescador local. Es la mejor manera de conocer cuál es la forma de vida y la cultura de los lugareños, así como de disfrutar de un día de lo más divertido y diferente en familia. 

En definitiva, Myanmar es un país que ofrece todo tipo de alternativas para viajes de todos los estilos. Tanto si vienes en busca de cultura y tradición como si optas por un viaje lleno de aventuras, todo lo que buscas lo encontrarás en un viaje a Myanmar. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para reservar tu viaje o para más información. Desde Destinos Asiáticos estaremos encantados de ayudarte. 

Otros artículos que te pueden interesar