Un paraíso tropical en Japón

La Prefectura de Okinawa, en el extremo sur del archipiélago japonés, consta de unas 160 islas de varios tamaños. Además de la isla principal de Okinawa, las islas de Kerama atraen cada vez más la atención de propios y extraños como destino turístico para los propios japoneses y para muchos extranjeros.

Este cúmulo de unas 20 islas, se encuentra a 35 kilómetros al oeste de la isla principal de Okinawa, e incluye cuatro islas habitadas: Tokashiki-jima, Zamami-jima, Aka-jima y Geruma-jima.

zamami_2

Se tarda aproximadamente 35 minutos en llegar a Tokashiki-jima Island desde Puerto Tomari (Terminal Ferry Tomarin) en Naha, y 60 minutos para llegar a Zamami-jima o Aka-jima Island en barco de alta velocidad, por lo que estas islas son buenos destinos para ir de excursión.

Con aguas transparentes de color verde esmeralda y unas profundidades de 50 a 60 metros, estas zonas también son conocidas como uno de los mayores lugares de buceo en el mundo.

1

El archipiélago de Okinawa es otro Japón distinto al que se suele conocer viajando. Pero además de ser un lugar diferente que tiene su propia idiosincrasia, aunque no pierda su carácter nipón, es un un rincón del mundo que puede presumir de tener algunas de las playas más bonitas de Asia.

2

Las Islas Kerama, en concreto, son un conjunto de 22 pequeñas islas (cuatro de ellas habitadas), que son toda una tentación para los amantes del descanso y el disfrute en la costa.

Estas islas son un destino perfecto para los amantes del buceo. Sus aguas cristalinas, que desde la playa lucen con un color azul cielo perfecto para relajarse contemplándolas, proporcionan las condiciones perfectas para observar la vida marina en todo su esplendor.

Pero también proporcionan el contexto ideal para el relax con sus colinas verdes, sus arenas blancas, el paisaje que ofrece su mar y los arrecifes de coral que le dan un gran valor a estas costas. Ademas, sus playas ofrecen todo tipo de servicios y el compromiso de la gente local con el turismo hacen de la estancia una experiencia agradable en la que el viajero se siente perfectamente acogido.

Por ello, no descartéis Japón como sinónimo de playa si viajáis a Asia. Una estancia en las costas de Okinawa será una vivencia cuyos gratos recuerdos siempre os acompañarán.

Otros artículos que te pueden interesar