Tres templos de Hong Kong que no te puedes perder

15/07/2021

Cuando hablamos de Hong Kong nos solemos acordar de las espléndidas vistas desde el Victoria Peak, del impresionante buda de Tian Tan, de su Skyline acompañado del Symphony of lights y de su rica gastronomía, pero no podemos olvidarnos de sus templos, algunos son realmente impresionantes. Por esta razón queremos hablarte de 3 de ellos que son realmente espectaculares y que no te puedes perder en un viaje a Hong Kong.

 

1. Man Mo Temple

Hay varios templos con esta denominación, pero al que hacemos referencia es al que está ubicado en Hollywood Road en Sheung Wan y que, sin ser especialmente grande ni ostentoso, es uno de nuestros templos favoritos. Este templo fue construido entre 1847 y 1862 por comerciantes chinos y para adorar al dios de la literatura (Man Cheong) y el dios de las artes marciales (Mo Tai) y consta de tres partes-. El templo de Man Mo, el Lit Shing Kung y el Kung Sor. Por su parte Lit Shing Kung fue construido para adorar a todos los dioses chinos, mientras que Kung Sor sirvió como lugar de encuentro para tratar asuntos relacionados con la comunidad china en el vecindario. El templo tiene un valor histórico y social, ya que representa la organización social tradicional y las prácticas religiosas de la comunidad china en el antiguo Hong Kong.

La razón por la cual lo recomendamos es porque es de los más antiguos de Hong Kong y, aunque cada vez recibe más turismo, mantiene ese encanto ancestral traído por la escasa luz, las decenas de espirales de incienso que cuelgan del techo y el trasiego de fieles que entran y salen tras realizar sus oraciones. Sin duda alguna, un lugar indispensable a vuestro paso por la zona.

Man Mo temple Sheung Wan

 

2. Wong Tai Sin Temple

El templo de Wong Tai Sin, es bastante grande, y es uno de los más populares del país, cuenta con múltiples edificaciones y unos espectaculares jardines que harán la delicia de aquel que los visite. Es un lugar visualmente impresionante que parece un espejismo entre tantos rascacielos y el bullicio de la urbe. Aunque no es un lugar tranquilo (suele tener mucha gente), su arquitectura contrasta con la de los alrededores de la estación de metro que lleva el nombre del templo (a la que nos debemos dirigir para visitar este lugar). Este templo hace homenaje al monje Won Tai Sin y cuenta con una superficie de 18mil metros cuadrados. Alguno de los lugares que destacan dentro del templo son: el Pabellón de Bronce, el Salón de los Archivos, la Fuente Yuk Yik, el Santuario Yue Heung, el Muro de Tierra y el Jardín del buen deseo.

Wong Tai Sin Temple

 

3. Chi Lin Nunnery

Chi Lin Nunnery es un templo de monjas construido a partir de decenas de miles de piezas de madera encajadas entre sí (sin usar un solo clavo). Nos recordará a los templos de Japón por su arquitectura. Sus estanques con nenúfares y flores de loto nos contagiarán de la paz y la armonía que reina en todo el recinto perfectamente equilibrado con la naturaleza siguiendo el Feng Shui. Una visita obligada, que además nos viene de paso porque queda junto a los jardines de Nan Lian, en Diamond Hill, lugares emblemáticos que no puedes dejar de visitar.

 

Chi Lin Nunnery

Otros artículos que te pueden interesar