Taiwán en otoño – 7 lugares que no te puedes perder

Viajar a Taiwán en otoño es todo un acierto para todo tipo de viajeros. Y es que, esta isla de más de 35.000 kilómetros cuadrados cuenta con muchísimos lugares de interés, entre los que destacan los Parques Naturales y las cadenas montañosas para los amantes de la naturaleza, los espectaculares acantilados de coral para los buceadores y las ciudades cosmopolitas para los turistas más modernos.

Si no sabes qué ver en Taiwán, a continuación te desvelamos los 7 imprescindibles. Sigue nuestros consejos para sacar el máximo partido a tu viaje a Taiwán y conocer algunos de los rincones más fascinantes de la isla. 

  1. Taipéi, destino de llegada para viajar a Taiwán

Taipéi es la capital a la que suelen llegar los turistas, ya que es aquí donde se encuentra el Aeropuerto Internacional de Taiwán Taoyuan. Si por algo se caracteriza, es por ser una de las ciudades referente en la producción de alta tecnología, por lo que se trata de un moderno lugar que atrae cada año a más de 11 millones de turistas. 

Esta capital cuenta con grandes atractivos que visitar si vas a hacer turismo en Taiwán, aunque existe uno que destaca entre el resto: Taipei 101. Es uno de los rascacielos más altos de todo el mundo, superando los 500 metros de altura. Además, su curiosa estructura en forma de bambú, así como su firmeza y elasticidad -para soportar los movimientos de la Tierra en Taiwán- lo hacen único. Taipei 101 es un edificio de oficinas que cumple también como atracción turística y fue el más alto del mundo desde que fue terminado, en 2004 y hasta el 2010, cuando se construyó el Burj Khalifa en Dubái. 

Otro de los planes imprescindibles si vas a viajar a Taiwán es conocer los mercados nocturnos, realmente famosos por todo el país. El más conocido y más grande de Taipéi es Shilin, ubicado en el distrito con el mismo nombre. En este mercado nocturno, además de probar comida local en los más de 500 puestos callejeros, puedes comprar desde ropa hasta productos electrónicos y souvenirs. El tamaño y la popularidad del Mercado Nocturno de Shilin lo convierten en una atracción imprescindible en tu paso por Taipéi.

Por supuesto, existen otros muchos lugares que ver en Taipéi. Como por ejemplo, subir a Elephant Mountain, una colina desde la que contemplar el atardecer, o visitar el Museo Nacional, considerado uno de los mejores del mundo gracias a la colección de arte chino que posee. 

  1. El lago del Sol y la Luna

Este precioso lago es de visita obligatoria si vas a viajar a Taiwán. Se encuentra en el centro de la isla, a 750 metros sobre el nivel del mar, y es el más grande del país. Aunque hay excursiones y autobuses diarios que salen desde Taipéi hacia el lago, cabe destacar que el viaje dura unas 4 horas, por lo que lo más recomendable es hacerlo desde Taichung -la tercera ciudad más importante de Taiwán-. 

El lago del Sol y la Luna está situado en un entorno natural idílico, en el que, además de contemplar espectaculares amaneceres, se pueden realizar otras muchas actividades. Entre las más destacadas están remar en una barca por sus aguas, caminar por los senderos situados junto al mismo, alquilar una bicicleta o una moto para rodearlo o montarse en el teleférico que lo sobrevuela. 

En definitiva, visitar el lago del Sol y la Luna es uno de las cosas que hacer en Taiwán más especiales, sobre todo para todos esos viajeros que vienen en busca de paisajes naturales incomparables. 

  1. El monasterio Fo Guang Shan

Los templos y los monasterios son otro de los grandes atractivos del turismo en Taiwán. En este sentido, Fo Guang Shan es el monasterio budista más grande del país, por lo que su visita es muy recomendable. Se trata de un centro cultural, religioso y educativo, también conocido como Museo de Buda, que fue construido en 1967. 

Visitar el complejo Fo Guang Shan es una experiencia auténtica y de lo más interesante, ya que en él se encuentran 8 impresionantes pagodas, varios templos, cientos de estatuas – entre ellas, la estatua del Gran Buda, de 108 metros de altura – o jardines donde descansar, así como el propio museo con diferentes salas y exposiciones. 

El monasterio Fo Guang Shan guarda en su interior el diente de Buda, una de las reliquias más importantes de la cultura budista. Si estás de suerte, además de visitar la sala donde está esta reliquia, puedes incluso asistir a una sesión de meditación. 

Además de Fo Guang Shan, existen otros muchos templos y monasterios por todo el país, como el Templo de Confucio o el Templo Longshan, ambos en Taipéi. Sin lugar a dudas, un plan de lo más destacado entre las cosas que hacer en Taiwán es visitar sus templos budistas.

  1. Parque Nacional Kenting 

Situado en la zona sur del país, concretamente en la península de Hengchun, el Parque Nacional Kenting es una de las regiones más bellas de Taiwán, donde podrás conocer las mejores playas de Taiwán y los arrecifes de coral que se extienden a lo largo de 60 kilómetros de costa. 

Al ser la zona de clima más tropical del país, se convierte en el lugar idóneo para disfrutar de unos días de descanso en tu viaje a Taiwán. Además, como ya se ha mencionado, debido a sus arrecifes de coral así como a las tranquilas y cristalinas aguas, es el lugar perfecto para practicar buceo o realizar otro tipo de actividades acuáticas tales como la natación, el snorkel o incluso kayak. 

Además de contar con un paisaje costero sin igual, la visita al Parque Nacional Kenting es imprescindible si vas a viajar a Taiwán: más de 1.300 especies de plantas, el Faro Eluanbi, acantilados, senderos, miradores, templos… Un lugar que te enamorará a primera vista.   

  1. Wulai 

Wulai es una pequeña aldea situada a unos 20 kilómetros al sur de Taipei que se encuentra rodeada por naturaleza en pleno estado. El río que la baña ha hecho que este lugar se convierta en otro gran atractivo turístico del país, ya que sus aguas termales atraen a muchos visitantes. En la aldea se pueden encontrar varias casas de baño en las que disfrutar de estas aguas, aunque también puede hacerse directamente en el propio río de manera gratuita. 

Además de por los balnearios, Wulai destaca por su entorno natural en el que se pueden encontrar frondosos bosques, senderos, arroyos y cascadas, entre otros. Además, también está la telecabina que lleva hasta el parque Yunshen, desde donde las vistas al valle son espectaculares. En resumen, una visita que no puede faltar en los viajes a Taiwán de los turistas amantes de la naturaleza. 

Para llegar desde Taipei hasta Wulai hay varias formas de hacerlo, aunque la más rápida y económica es en coche o taxi. Sin embargo, existen opciones de transporte público, como el metro o el autobús, que te llevarán hasta Wulai en aproximadamente una hora. 

  1. Parque Nacional Taroko

El Parque Nacional Taroko, que se encuentra en la zona este de Taiwán, es otra de las visitas más recomendadas para todos esos amantes de la naturaleza. Se trata de un parque que comienza en el Océano Pacífico y sube hasta la impresionante altura de 3.000 metros. El parque destaca por la excepcional belleza de la Garganta de Taroko: los impresionantes acantilados de mármol excavados por el río Liwu. Se trata de unos 20 kilómetros de recorrido por la garganta, que puedes hacer en scooter, bici o en alguno de los autobuses turísticos. 

El Mysterious Valley Trail, el Templo Xiangde, la Gruta Golondrina o el Túnel de las nueve vueltas son algunos de los grandes atractivos del Parque Nacional Taroko. Los caminos de este parque serpentean entre acantilados cruzados por puentes colgantes, por lo que disfrutaréis de unas vistas impresionantes en lo que es una de las visitas más recomendables si vas a viajar a Taiwán en otoño. 

  1. Zhiben

Para terminar con la recopilación de los 7 imprescindibles de un viaje a Taiwán, el último lugar que te proponemos es Zhiben. Se trata de una zona del sureste en la que disfrutar de las aguas termales. De hecho, es una de las más famosas de todo el país. 

En 2009, el tifón Morakot destrozó por completo este lugar. Sin embargo, las infraestructuras fueron reconstruidas rápidamente. A partir del mismo otoño de 2009, los balnearios de Zhiben son el principal atractivo turístico de la zona. Allí, además de balnearios, hay varios resorts en los que disfrutar de unos días de relax y de reponer fuerzas gracias a las aguas termales Taiwanesas. 

Tal y como ves, viajar a Taiwán puede convertirse en la mejor opción tanto si buscas cultura, naturaleza o descanso. Infórmate sobre los viajes a Taiwán de los que disponemos en Destinos Asiáticos para elegir el que mejor se adapte a tu disponibilidad y presupuesto. ¡Estaremos encantados de encontrar el mejor itinerario para ti!

Otros artículos que te pueden interesar