San Valentín en Japón

4

En Japón, el Día de los Enamorados era tradicionalmente el Tanabata, pero en los años cincuenta, la marca de bombones y chocolates Morozoff realizó una intensa campaña publicitaria para impulsar las ventas en las fechas cercanas al San Valentín occidental.Como no podía ser de otra manera, el regalo más deseado acabó siendo el chocolate en todas sus variantes: bombones, tabletas, pasteles, postres decorados, etc.

1

Lo que más llama la atención de la celebración japonesa del Día de los Enamorados es que las chicas les hacen regalos a los chicos. Tiempo después, el 14 de marzo, serán los galanes los que tengan que devolver el regalo en lo que ellos denominan el White Day (muy popular también en Corea del Sur).El San Valentín nipón va más allá del hecho de regalar algo a la pareja, de modo que las chicas hacen regalos también a sus amigos, compañeros de trabajo o de clase. Pero como todo en Japón se rige por un claro protocolo: No se le obsequia el mismo tipo de chocolate a un novio que a un amigo, para evitar embarazosas confusiones.

2

Además de estas simpáticas costumbres, los comercios japoneses engalanan muchos de sus escaparates con motivos románticos: corazones, ositos amorosos, nubecitas, cupidos y toda la parafernalia que uno pueda imaginar. Esto ocurre, como no, especialmente en Tokyo, megalópolis muy dada a preparar sus tiendas para cada ocasión especial.Sea a la japonesa o a la española, desde Destinos Asiáticos queremos desearos a todos un ¡Feliz San Valentín!

Otros artículos que te pueden interesar