Un raro elefante blanco fue capturado en la selva del noroeste de Mianmar, un país de mayoría budista donde estos animales son considerados un buen augurio. Los elefantes blancos, en realidad albinos, son venerados en Mianmar, Tailandia, Laos y otras naciones asiáticas. Por lo general son cuidados por monarcas y considerados símbolo de poder y prosperidad.Los elefantes no son necesariamente blancos. Pueden parecer similares a otros elefantes excepto por ciertos rasgos, como pestañas y uñas blancas, pelo de color claro o una tonalidad rojiza en la piel.El periódico no dijo a dónde sería llevado el ejemplar. Es el cuarto elefante blanco en cautiverio en Mianmar. Los otros tres se alojan en el parque Mindhamma Hill, en Yagon, donde viven en un confinamiento con pabellones en espiral, una cascada artificial, estanques, árboles y vegetación.Soraida Salwala, de la fundación tailandesa Amigos de los Elefantes Asiáticos, dijo que el grupo por lo regular objeta colocar a los elefantes en cautiverio, pero no critica la captura de elefantes blancos. En Tailandia, todos los elefantes blancos son entregados al rey."El elefante blanco es un signo de bendiciones y fortuna para la tierra", dijo, y agregó que las creencias tradicionales de Mianmar y Tailandia son similares en ese aspecto.