Museos tradicionales de China

China es una país cuyo patrimonio artístico y cultural es tan rico y abundante que, en ocasiones, se hace difícil decidir qué visitar entre tanta oferta interesante.Una buena opción para conocer mejor este destino es echar un vistazo a sus museos, algunos de los cuales, poco conocidos, sorprenden por su temática, que abarca desde los típicos centros de arte a la ciencia y la tecnología, pasando por temáticas muy concretas de la historia del país.

En Beijing, por ejemplo, además de la imprescindible Ciudad Prohibida, que alberga el Museo del Palacio Imperial, y del Museo Nacional de China, situado en la plaza de Tiananmen, nos encontramos con sorpresas como el Observatorio Astronómico Antiguo de Beijing. En este museo, abierto desde 1956, encontraremos una llamativa colección de instrumentos y logros alcanzados por la astronomía china. A este lugar se le conocía originariamente como la Terraza de Observación de Estrellas, un centro de investigación que tuvo su auge durante las dinastías Ming y Qing, lo que lo convierte en uno de los observatorios más antiguos del mundo.Sin abandonar el terreno científico, una buena opción para los viajeros más aficionados a las nuevas tecnologías es acercarse al Museo de Ciencia y Tecnología de China. Ubicado en las cercanías del Parque Olímpico Nacional, el museo expone más de 500 objetos de todas las ramas de la ciencia, desde la óptica a la informática, pasando por el medio ambiente. Sin olvidar los 400 ítems de logros científicos alcanzados por China en la antigüedad que ofrece. Además, posee una sala donde los visitantes pueden realizar pruebas y experimentos y su cine de pantalla esférica ofrece todo un espectáculo divulgativo.En Guilin nos encontramos con el Museo de Meteoritos. Localizado en la ribera del río Songhuajiang, posee una colección de 570 meteoritos, muchos de ellos recogidos tras la enorme lluvia de estos objetos celestes que se produjo en el municipio en 1976. El más grande de ellos pesa 1.770 gramos, siendo el mayor de su tipo en el mundo y el museo exhibe numerosas exposiciones multimedia.

Los amantes del arte que pasen por Shanghai no pueden dejar de visitar la Galería de Arte de la ciudad, considerada la de mayor influencia de China. Su nuevo edificio, construido en 1986, posee la forma de un buque de guerra. Con una colección de más de 4.000 obras de arte, principalmente de pintores modernos y contemporáneos locales, además de obras de primera categoría de otras partes del país, es el lugar perfecto para aquellos que quieran profundizar en esta faceta de la cultura China. Aunque aquello que quieran descubrir la tradición y la artesanía del país podrán hacerlo adentrándose en el hermoso Museo del Arte del Bordado de Suzhou. Localizado en el ancestral templo de Wang Ao, posee piezas que van de la dinastía Han a la Yuan, además de más de 200 piezas preciosas de diversas épocas y de una demostración de bordado en directo.

En Hangzhou una parada muy interesante es la que se puede realizar en el Museo del Té de China, donde en sus cuatro zonas se puede aprender todo sobre esta planta pasando por su edificio de exposiciones, el jardín de las costumbres del té, el pabellón del té y un edificio con multiples funciones. Allí el visitante podrá, además de tomar contacto con la cultura de esta planta, recoger y procesar por si mismo hojas de té de más de cien variedades.Pero si hay un lugar que encandilará de igual forma a mayores y pequeños, ese es probablemente el Museo de Cometas del Mundo de Weifang. Su diseño ya nos sorprende al estar edificado como la cometa con forma de ciempiés con cabeza de dragón típica de Weifang y en él podemos ver de exposiciones con toda la historia y cultura de las cometas, sin olvidarnos de su exposición de más de 1.000 de estos objetos.

cometas-chinas

La lista de museos interesantes en China es casi inabarcable, entre los cuales podemos encontrar rincones que salvaguardan algunas de las tradiciones culturales y folclóricas menos conocidas del país, lo que incrementan su valor. Una manera perfecta de acercarse a las tradiciones y la historia de este fascinante país asiático.

Otros artículos que te pueden interesar