Macao brilla con luz propia

Cuando se dice que Macao brilla con luz propia no es sólo en sentido figurado, este oasis, conocido como «Las Vegas» de Asia, es un punto de encuentro y mezcla de culturas. Fue colonia portuguesa durante cuatro siglos, hasta 1999 (conviertiéndose así en la última colonia europea en China) y, junto con Hong Kong, es una de las regiones administrativas especiales chinas. Ésto ha permitido que se dé una mezcla cultural y gastronómica única, además de convertirse en el único lugar en China donde está permitido el juego, lo que se traduce en que encontraremos decenas de casinos y hoteles de primera línea.

Macao enamorado

No obstante, el centro histórico sigue conservando su encanto colonial y el sabor de los restaurantes cuya gastronomía, producto de la fusión de dos culturas tan distintas no nos dejará indiferente. Andar hasta las ruinas de la Catedral de San Pablo, probar la comida que nos ofrecen en los puestecillos o simplemente pasear por la Plaza del Senado con la brisa del atardecer son también sensaciones que nos harán olvidarnos de los neones y los casinos y disfrutar de un Macao más tranquilo, pero bullicioso.

Plaza de Macao

Además de la península, Macao comprende también la isla de Taipa, donde podremos llegar mediante cualquiera de los puentes que cruzan el brazo del Mar de la China Meridional que divide esta ciudad. Desde el extremo más al norte de la isla tendremos una vista excepcional de la península con la Torre de Macao, otro punto de referencia a visitar, no solo por sus vistas panorámicas, si no porque, hoy en día, es el punto más alto del mundo para realizar Góming. En cambio, si nos adentramos en la isla, encontraremos antiguas casas coloniales y villas tradicionales, así como los casinos más grandes del lugar.

Muro de Dragón

En definitiva, Macao es un lugar diferente, que nos ofrece varias alternativas culturales, gastronómicas y de ocio, así como diferentes eventos a lo largo del año (festivales tradicionales, carreras de motociclismo, turismo o fórmula 1), además es un lugar fácilmente accesible por barco desde Hong Kong, por tierra desde China, o por avión mediante su aeropuerto internacional. Si podéis, recomiendo que os acerquéis durante el Año Nuevo Chino, festividad durante la cual la ciudad entera se viste de gala.

DSC_3225

Si te interesa conocer Macao, puedes hacerlo a través de nuestros viajes o también contratar alguna de las excursiones.

Otros artículos que te pueden interesar